Brasil: Unos 150 heridos deja violenta protesta de maestros
Brasil: Unos 150 heridos deja violenta protesta de maestros
Redacción EC

Curitiba. Unas 150 personas resultaron heridas esta tarde cuando participaban de una protesta organizada por maestros de la red de enseñanza pública del estado de Paraná, en el sur de y fueron reprimidos por la policía.

El enfrentamiento entre casi 2.000 efectivos policiales y cientos de manifestantes ocurrió en el centro cívico de la ciudad de , frente a la sede de la Asamblea Legislativa de Paraná.

Para impedir que los maestros ingresaran en la sede legislativa, los agentes de los batallones especializados de la policía militarizada lanzaron bombas lacrimógenas, balas de goma y chorros de agua. El fuerte operativo de seguridad contó además con autobuses del batallón de choque, camiones de bomberos, tropas de caballería y perros.

En la protesta participaron además otros funcionarios públicos que también se verán afectados por el proyecto de ley que originó la movilización y que prevé, entre otros puntos, un cambio en el origen de los recursos destinados a la seguridad social.

Según el servicio de paramédicos SAMU, 150 personas resultaron heridas y 42 de ellas tuvieron ser trasladadas a hospitales cercanos. Ocho están en estado grave. El gobierno regional indicó a su turno que hubo 20 efectivos policiales heridos.

Muchos de los heridos fueron atendidos en la sede de la alcaldía, ubicada frente a la Asamblea Legislativa. El alcalde de Curitiba, Gustavo Fruet, ordenó la evacuación del lugar para que los heridos pudieran ser atendidos allí. "Parece una plaza de guerra", describió Fuet en su cuenta de Twitter.

Al menos seis escuelas de la región suspendieron las clases debido a los disturbios. Incluso en algunos locales el gas llegó a entrar y afectó a los niños.

Los gases también llegaron a invadir la sesión de la Asamblea, que tuvo que ser suspendida por algunos minutos. Sin embargo, pese a los incidentes, se acabó aprobando el proyecto rechazado por los maestros.

Rechazo

La propuesta fue presentada por el gobernador de Paraná, Beto Richa, y prevé cambios en la forma de financiación del sistema de previsión social de los funcionarios públicos de ese estado. 

El punto más cuestionado es el que establece que los beneficios jubilatorios de 33.556 funcionarios de 73 años o más, sean financiados a partir de ahora a través del Fondo de Previsión Social, que se basa en los aportes de los funcionarios. Hasta ahora, los beneficios de ese grupo se pagaban con el Fondo Financiero, que se nutre con recursos de la gobernación.

El temor de los maestros y profesores es que, con los años, su caja jubilatoria presente déficit. Con la nueva ley, la gobernación pretende a su vez ahorrar unos 125 millones de reales (unos 41,6 millones de dólares) al mes.

"El gobierno de Paraná lamenta profundamente los actos de enfrentamiento, agresión y vandalismo provocados en la tarde de hoy por manifestantes extraños al movimiento de los funcionarios que estaban concentrados frente a la Asamblea Legislativa", señaló el texto.

Añade que los "reiterados intentos" de invadir el lugar "culminaron con la acción de defensa de las fuerzas policiales, enviadas para cumplir una orden judicial de protección a la Asamblea y su libre ejercicio democrático".

"El radicalismo y la irracionalidad de personas encapuchadas y armadas con piedras, bombas artificiales y barras de hierro, utilizados contra los policías, son responsables directos por el enfrentamiento que se produjo en la plaza Nuestra Señora de Salete".