Miles de afiliados a la Confederación General del Trabajo (CGT) marchan hoy contra los altos costos de vida y las políticas de ajuste económico, en Buenos Aires, Argentina. (Foto: Juan Ignacio Roncoroni / EFE)
Miles de afiliados a la Confederación General del Trabajo (CGT) marchan hoy contra los altos costos de vida y las políticas de ajuste económico, en Buenos Aires, Argentina. (Foto: Juan Ignacio Roncoroni / EFE)
Agencia EFE

Sindicatos alineados con el Gobierno de coparon este miércoles el centro de para mostrar su apoyo al Ejecutivo ante los “especuladores” pero también para reclamarle al presidente que frene la que licua los ingresos de los argentinos.

La Confederación General del Trabajo (CGT), la mayor central obrera del país y dominada por líderes sindicales peronistas, realizó una masiva concentración en la capital contra la “especulación” y los “formadores de precios”, a los que responsabilizó de la elevada inflación que sufre Argentina, del 71 % interanual en julio pasado.

MIRA AQUÍ: Quién es Juan Percowicz, “El maestro” de la secta que logró evadir a la Justicia por casi tres décadas, pero fue detenido

Al concluir la masiva movilización que colapsó el centro de Buenos Aires, los organizadores señalaron en una rueda de prensa que les preocupa la inflación, la “especulación financiera” y también “la especulación política” de sectores opositores de cara a las elecciones generales de 2023.

“Esta movilización tiene que ver con generar el músculo necesario para resolver los problemas en favor de los sectores más vulnerables”, sostuvo Héctor Daer, uno de los líderes de la CGT.

Por su parte, Pablo Moyano, del sindicato de los camioneros y también dirigente de la CGT, pidió al Gobierno, entre otras medidas, controlar a las grandes empresas exportadoras de granos y minerales.

“El Gobierno debe enfrentar a los poderosos. Esas son las medidas que vamos a acompañar, si el Gobierno tiene la decisión de hacerlo”, dijo Moyano.

Organizaciones sociales se reúnen en la avenida 9 de Julio durante una manifestación contra la inflación realizada por la Confederación General del Trabajo (CGT) en Buenos Aires, el 17 de agosto de 2022. (Foto por JUAN MABROMATA / AFP)
Organizaciones sociales se reúnen en la avenida 9 de Julio durante una manifestación contra la inflación realizada por la Confederación General del Trabajo (CGT) en Buenos Aires, el 17 de agosto de 2022. (Foto por JUAN MABROMATA / AFP) / JUAN MABROMATA

Complejo escenario

A la movilización también adhirieron la Central de Trabajadores de la Argentina y movimientos sociales y agrupaciones políticas oficialistas.

“Estamos aquí contra el golpe financiero de la oligarquía local, contra el Fondo Monetario Internacional (FMI) y el accionar despótico de los formadores de precios que, con la devaluación de la moneda y la remarcación de precios, han agredido al pueblo argentino. Venimos a respaldar al Gobierno contra estos sectores”, dijo a Efe Luis D’elía, presidente de la Federación de Tierra, Vivienda y Hábitat y del partido Miles.

Las movilizaciones sindicales y sociales de este miércoles se dieron en un escenario delicado para Argentina, atravesada por tensiones políticas dentro del frente gobernante y también en la principal coalición opositora, que medirán fuerzas en los comicios del próximo año.

Estas tensiones se han agudizado al calor de un deterioro en las variables macroeconómicas del país suramericano, agobiado por una elevadísima inflación, crecimiento de la pobreza, déficit fiscal y falta de divisas.

En este contexto, el pasado 3 de agosto Sergio Massa, uno de los principales líderes del frente gobernante, se incorporó al Gabinete de Alberto Fernández como ministro de Economía, prometiendo mayor disciplina fiscal y frenar la inflación, pero con crecientes presiones sociales para recomponer el poder adquisitivo de los salarios y no recortar las ayudas que el Estado paga a los sectores más vulnerables.

Una bandera con retratos de los líderes peronistas, el difunto presidente Juan Domingo Perón (R) y Evita Perón (L), se ven cerca del Congreso el 17 de agosto. 2022. (Foto por JUAN MABROMATA / AFP)
Una bandera con retratos de los líderes peronistas, el difunto presidente Juan Domingo Perón (R) y Evita Perón (L), se ven cerca del Congreso el 17 de agosto. 2022. (Foto por JUAN MABROMATA / AFP) / JUAN MABROMATA

La izquierda protesta

Casi en simultáneo con la movilización convocada por la CGT, agrupaciones políticas y sindicales de izquierda marcharon a la Plaza de Mayo, frente a la sede del Ejecutivo argentino, para protestar contra las medidas de “ajuste” emprendidas por el Gobierno, que en marzo pasado se comprometió ante el FMI a reducir el déficit primario y limitar la emisión monetaria.

MÁS INFORMACIÓN: La secta del horror: Pablo Salum cuenta cómo entró, lo que sufrió y cómo escapó de la Escuela de Yoga que aún tiene a su familia

La diputada de izquierda Myriam Bregman acusó a Massa de concebir un plan “neoliberal” para “ajustar, achicar el déficit, aplicar tarizafos, entregarles más concesiones a las patronales y seguir atados al FMI”.

Las agrupaciones de izquierda reclaman, entre otras cosas, un “inmediato” aumento de salarios, jubilaciones y planes sociales, con actualización mensual automática según la inflación, y que se garantice que ninguna familia viva por debajo de la línea de la pobreza.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más