Agencia EFE

Agencia de noticias

registró 1.605 muertes por en las últimas 24 horas, un número un 15 % menor que el de dos semanas atrás, con lo que superó los 535.000 fallecidos desde el inicio de la pandemia, informó este martes el Gobierno.

MIRA: Todo lo que debes saber sobre las noticias en Brasil

De acuerdo con el más reciente balance del Ministerio de Salud, el país ya suma 535.838 muertes y 19.770.617 contagios, tras registrar 45.022 nuevos positivos en la última jornada.

Los números han cedido con fuerza en las últimas dos semanas.

Las muertes, por ejemplo, cayeron un 20,6 % al pasar de un promedio diario de 1.610 fallecimientos en la semana que cerró el 29 de junio a 1.278 de media por día en la última semana, mientras que el promedio de contagios bajó un 35,2 %, desde 65.522 diarios hasta 42.425 diarios, en la misma comparación.

El promedio de fallecidos hoy es el menor de los últimos cuatro meses, tan solo por encima de la media de 1.262 muertes diarias por el virus el pasado 2 de marzo, mientras que el de positivos no era tan bajo desde el 7 de enero, cuando la media fue de 40.814 casos diarios.

Según los datos del Imperial College, la tasa de transmisión de covid-19 en Brasil se redujo a 0,88 la última semana, la más baja desde noviembre de 2020, cuando el índice fue de 0,68.

Las cifras oficiales, sin embargo, confirman a Brasil como uno de los países más azotados por la pandemia del coronavirus y lo ubican como el segundo en número de muertes, detrás de Estados Unidos, y el tercero en cantidad de contagios, después de EE.UU. e India.

Pese a que continúan altos, los números por la covid en la potencia suramericana llevan tres semanas continúas a la baja, reflejo de los avances de la campaña de vacunación que empieza a acelerar el ritmo en el país.

Según el Ministerio, cerca del 40 % de la población brasileña cuenta con la primera dosis de la vacuna, mientras que el 14,7 % ya tiene el ciclo completo.

La aparición de la variante delta en el país prendió las alarmas y algunas regiones optaron por acortar los intervalos entre la primera y la segunda dosis de algunos inmunizantes, como AstraZéneca y Pfizer, para intentar poner una barrera.

Estudios han comprobado una mayor efectividad si la segunda dosis se aplica después de 12 semanas, pero no hay pruebas de que la reducción de los tiempo combata efectivamente a esa variante.

Nueve capitales del país, entre ella Brasilia, ya optaron por acortar los tiempos de intervalo entre la primera y la segunda dosis de la Astrazéneca y de la Pfizer de 12 a 8 semanas, para cerrar el ciclo de vacunación.

Asimismo lo anunció este martes el estado de Río de Janeiro, donde varios municipios seguirán las recomendaciones del Gobierno regional, aunque su capital homónima prefirió mantener la máxima efectividad de las vacunas dejando el intervalo de 12 semanas para completar el ciclo

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

______________________________________

VIDEO RECOMENDADO

Brasil es el país que peor ha manejado el coronavirus, según estudio
La gestión que ha hecho Brasil de la pandemia de coronavirus es la peor del mundo, mientras que la de Nueva Zelanda es la mejor, según un estudio publicado el jueves por un centro de reflexión en Australia. (Fuente: AFP)

TE PUEDE INTERESAR