Partidarios de la vicepresidenta argentina, Cristina Kirchner, chocan con la policía antidisturbios en Buenos Aires, el 27 de agosto de 2022. (Luis ROBAYO / AFP).
Partidarios de la vicepresidenta argentina, Cristina Kirchner, chocan con la policía antidisturbios en Buenos Aires, el 27 de agosto de 2022. (Luis ROBAYO / AFP).
Agencia EFE

Una protesta convocada este sábado frente al domicilio de la vicepresidenta de Argentina, , luego de que el Gobierno de la ciudad de instalara un conjunto de vallas en torno a su vivienda, derivó en disturbios entre los agentes policiales y un grupo de manifestantes afines a la también expresidenta (2007-2015) del país.

Según “”, se cuentan al menos 14 policías heridos.

MIRA AQUÍ: Dólar blue: ver a cuánto cotiza este sábado 27 de agosto

Los incidentes comenzaron minutos antes de las 18.00 hora local (21.00 GMT), cuando un pequeño grupo de simpatizantes kirchneristas tiraron las vallas y avanzaron hacia el edificio donde vive la vicepresidenta, ubicado en el barrio capitalino de Recoleta.

Los agentes antidisturbios cargaron posteriormente contra los manifestantes, utilizando un camión hidrante para dispersar a la multitud, que respondió con forcejeos y ataques a los vehículos policiales.

“Durante unas horas, tuvimos la manifestación de un grupo de personas que se manifestaron pacíficamente, hasta que llegaron los violentos de siempre y empezaron a empujar, voltear las vallas, atacar a los policías...”, aseguró el jefe de Gabinete porteño, Felipe Miguel, en declaraciones a los medios de comunicación.

REVISA AQUÍ: Quiniela de hoy del sábado 27 de agosto EN VIVO: resultados de la Nacional y Provincia

“Quiero destacar el buen accionar de la Policía: con firmeza y responsabilidad. Sólo se usó agua para disuadir y dispersar”, agregó.

Desde este lunes, un grupo de militantes políticos, sociales y estudiantiles mantuvo una vigilia en torno a la vivienda de la expresidenta, después de que un fiscal federal solicitara una condena de doce años de prisión en su contra por presuntos delitos de corrupción.

Sin embargo, el domicilio de Cristina Fernández amaneció este sábado con un conjunto de vallas en sus inmediaciones que impedía la congregación de manifestantes en el lugar, una medida impulsada por el Gobierno porteño, encabezado por el opositor Horacio Rodríguez Larreta, para “garantizar el orden público, la paz social y la convivencia” entre los vecinos.

La instalación del vallado causó un fuerte rechazo entre los seguidores de la expresidenta, quienes acudieron al lugar para expresar su rechazo ante esa iniciativa.

Pide que se retiren

En respuesta, la vicepresidenta de Argentina, Cristina Kirchner, pidió a sus seguidores concentrados a las puertas de su domicilio en Buenos Aires que vayan “a descansar” tras una tensa jornada, que incluyó disturbios y enfrentamientos con la policía de la capital.

“Les pido que vayamos a descansar un poco que ha sido un largo día. Los quiero mucho. Siento que cada uno de ustedes es un poco hijo mío y yo me siento madre de todos ustedes”, dijo la vicepresidenta.

En un escenario montado por militantes kirchneristas a las puertas del apartamento donde reside Kirchner en el barrio capitalino de Recoleta, la expresidenta dio un discurso de unos diez minutos al cabo de una jornada tensa.

Ella declaró: “Ha habido demasiada sangre en Argentina para que sigan amenazando con tiro, bala, gas lacrimógeno, gas pimienta a los que piensan diferente”, dijo Kirchner a los miles que acudieron a alentarla.

Además, atribuyó la situación al “odio” al peronismo y pidió a la oposición “que deje de competir entre sí a ver quien odia más y quién les pega más a los peronistas”.

“Es increíble el grado de cinismo y perversión de no asumirse y hacerse cargo de lo que quieren: exterminar al peronismo”, añadió Kirchner.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más