Los sucesos se dieron en la cárcel El Inca.
Los sucesos se dieron en la cárcel El Inca. / Captura de Video
Agencia EFE

Quince presos resultaron heridos en enfrentamientos registrados este lunes entre reclusos dentro de la cárcel El Inca, de Quito, la capital de , según confirmó la Policía Nacional.

De los quince heridos, cuatro fueron trasladados a casas de salud y once recibieron atención médica en el mismo centro penitenciario, según detalló luego el Servicio Nacional de Atención Integral a Personas Adultas Privadas de la Libertad y Adolescentes Infractores (SNAI) de Ecuador.

Mira: Libertad condicional para exvicepresidente de Ecuador condenado por caso Odebrecht

“Reiteramos que la situación está controlada”, indicó en su cuenta oficial de Twitter el SNAI.

La reyerta es atribuida a integrantes de las bandas conocidas como los Lobos y los Latin King.

Tras los enfrentamientos ocurridos alrededor de las 10.00 hora local (15.00 GMT), miembros de la Policía ingresaron en las instalaciones del centro de reclusión, situado en el centro norte de Quito, y decomisaron 43 armas blancas y otros objetos que usaron los reos para agredirse.

Por otra parte, la Policía ecuatoriana investiga la explosión de madrugada de un vehículo en los exteriores de la cárcel de máxima seguridad del país, situada en la provincia costera de Guayas, a donde fueron trasladados recientemente los líderes de bandas que provocaron enfrentamientos en otra prisión del país.

En Ecuador cerca de 400 reos han muerto en los últimos dos años en enfrentamientos entre organizaciones rivales vinculadas con el narcotráfico que se disputan el control interno de las cárceles y que cuenta con ramificaciones dentro y fuera de los centros penitenciarios, según las autoridades.

En septiembre pasado se informó de un ataque en la cárcel regional de Guayaquil perpetrado con drones, que provocaron varias explosiones, aunque no víctimas.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) ha llamado a Ecuador a incrementar el personal en las prisiones a cargo de la seguridad y vigilancia de los centros, recuperar espacios ahora ocupados por bandas criminales y desarrollar una política en la que prime la prevención del delito y no el encarcelamiento.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más