Redacción EC

La Paz Sectores afines al Gobierno Boliviano se movilizaron este miércoles en La Paz para defender que el presidente, , fue reelegido en primera vuelta en las elecciones del generales pasado domingo, en medio de las denuncias de un posible fraude en el recuento, que aún no ha concluido.

Centenares de campesinos, mineros, indígenas, sindicalistas y funcionarios estatales marcharon hasta la plaza Mayor de San Francisco con banderas bolivianas y del oficialista Movimiento al Socialismo (MAS), para hacer un mitin en respaldo a Morales.

"No hay segunda vuelta", "Evo no está solo", fueron algunas de las consignas que corearon los manifestantes a su paso por el centro paceño, con duras críticas en contra del candidato opositor y expresidente Carlos Mesa, que va segundo en el recuento.

En algunos tramos hubo algo de tensión entre quienes marchaban y algunos ciudadanos que les abuchearon o silbaron, aunque estos incidentes no pasaron del intercambios de insultos.

Los dirigentes que tomaron la palabra en el mitin reclamaron airadamente respeto por sus votos en apoyo al mandatario y lanzaron advertencias en contra de la “derecha” opositora, que según denunciaron quiere desconocer el “triunfo” de Morales en primera vuelta.

“El pueblo trabajador, campesino, el pueblo que vive en los barrios populares urbanos, ese pueblo que ha votado mayoritariamente por Evo, va a defender este proceso y lo va a hacer pacíficamente, con concentraciones multitudinarias en las que están todos los sectores”, dijo a los medios el viceministro de Coordinación con los Movimientos Sociales, Alfredo Rada.

Bolivia

Rada sostuvo que el mitin en San Francisco es una muestra de que "el pueblo boliviano no quiere enfrentamientos" y que "no le gustan las personas que son malos perdedores y que empiezan a hacer convocatorias a la violencia".

El viceministro consideró una “irresponsabilidad que el pueblo sabrá juzgar” el que Mesa trate de “atribuirse algo que no ha logrado en las urnas”, en lugar de “reconocer su derrota”.

También consideró que “todo lo que suceda de aquí en adelante” en el país será “culpa de Carlos Mesa”.

Los sectores afines al Gobierno convocaron a movilizaciones en esta jornada, en respuesta a las protestas callejeras de sectores contrarios a la reelección del mandatario que denuncian un fraude electoral para evitar una segunda vuelta entre Morales y Mesa.

Quienes rechazan la reelección de Morales también han llamado a una huelga nacional, que se cumple parcialmente en algunas ciudades bolivianas, sobre todo en la oriental Santa Cruz, donde hubo enfrentamientos a pedradas entre detractores y simpatizantes del gobernante.

El detonante para las manifestaciones opositoras en gran parte del país fue la difusión repentina por parte del órgano electoral de un conteo provisional preliminar, no oficial, que daba a Morales la victoria en primera vuelta, pese a que el domingo se había detenido cuando apuntaba a una segunda con Mesa.

Morales sostuvo este miércoles que sus partidarios se declaran en “estado de emergencia” para defender el triunfo en esta primera convocatoria, tras denunciar un supuesto intento de “golpe de Estado” en su contra.

Huelga general

La Paz. La huelga nacional convocada por sectores ciudadanos contrarios a la reelección del presidente boliviano, , se cumple este miércoles de forma parcial en algunas ciudades del país como la oriental Santa Cruz, donde esta madrugada un grupo incendió el tribunal departamental electoral.

Medios locales han reportado que la huelga se cumple mayormente en Santa Cruz, que amaneció con calles bloqueadas y grupos vecinales organizados para evitar que no circulen vehículos.

En esa ciudad de madrugada un grupo de desconocidos generó un incendio en el edificio del Tribunal Departamental Electoral cruceño, afectando también la estructura del Servicio de Registro Cívico, informó a los medios el director departamental de Bomberos, el coronel José Aguilar.

El fuego “ha afectado casi al 80 por ciento de la estructura que ha colapsado”, explicó Aguilar, cuya unidad continuaba trabajando para terminar de enfriar las brasas restantes y remover los escombros.

“Hay un gran daño, hay mucha estructura que está en peligro de colapsar. Bomberos está haciendo perforación de ciertos muros para ingresar a sectores de archivos donde continúa el fuego y hacer la liquidación completa de ese sector”, agregó.

De la misma forma, grupos de opositores y afines al presidente Morales se enfrentaron esta mañana a pedradas en el populoso barrio Plan 3.000, los primeros en pos de hacer acatar el paro y los segundos en contra de esa medida.

Las huelgas ciudadanas fueron convocadas por el Comité Nacional de Defensa de la Democracia de Bolivia y entidades como el Comité Cívico de Santa Cruz, en contra de lo que consideran un fraude electoral para evitar una segunda vuelta entre Morales y el candidato opositor Carlos Mesa.

La difusión repentina por parte del órgano electoral de un conteo provisional preliminar, no oficial, que daba a Morales la victoria en primera vuelta, pese a que el domingo se había detenido cuando apuntaba a una segunda con Mesa, desencadenó protestas el lunes y martes que se volvieron violentas por gran parte del país.

El sistema electoral en Bolivia da por ganador al candidato que alcance el 50 por ciento o más de los votos, o al menos el 40 por ciento con una diferencia de diez puntos sobre el siguiente, de la que está cerca Evo Morales para vencer en esta primera vuelta.

Si ningún candidato consigue estos porcentajes, los dos más votados, en este caso Morales y Mesa, van a segunda vuelta, que se produciría en diciembre.

La oposición encabezada por Mesa, con el apoyo de movimientos sociales contrarios a Morales, denuncia un intento de fraude por parte del Tribunal Supremo Electoral a favor del presidente.

Bolivia

El mandatario boliviano, en el poder desde 2006 tras ganar tres elecciones consecutivas en primera vuelta, respondió este miércoles que sus partidarios se declaran en “estado de emergencia” para defender el triunfo en esta primera convocatoria, tras denunciar un supuesto intento de “golpe de estado” en su contra y por ello han anunciado también movilizaciones.

Fuente: EFE