El presidente de México Andres Manuel López Obrador. (Pedro PARDO / AFP).
El presidente de México Andres Manuel López Obrador. (Pedro PARDO / AFP).
/ PEDRO PARDO
Redacción EC

El presidente de México, , confirmó este jueves que el expresidente del Perú llamó el miércoles su oficina en el Palacio Nacional para avisar que iba camino a la embajada de México en Lima para solicitar asilo y que él ordenó al embajador abrirle la puerta. Pero antes de llegar fue detenido por la policía peruana.

“Habló aquí a la oficina para que me avisaran que iba hacia la Embajada, pero seguramente ya tenían intervenido su teléfono e iba a solicitar asilo y que si le abrían la puerta de la Embajada. Busqué a Marcelo Ebrard y le informé, que hablara con el embajador y le abrieran la puerta”, dijo el presidente de México en su Mañanera.

MIRA: Consejo Permanente de la OEA: Gobiernos lamentan decisiones de Castillo y piden proceso democrático en el Perú

“Pero al poco tiempo tomaron la embajada con policías, y también con ciudadanos, rodearon la embajada y él ya ni siquiera pudo salir, lo detuvieron de inmediato”, relató AMLO.

Tras insistir en que México mantiene el principio de no intervención en asuntos de otros Estados, AMLO lamentó la destitución de Pedro Castillo, y dijo que las élites políticas del país estuvieron detrás de ese desenlace.

MIRA: AMLO retrasa el reconocimiento de Dina Boluarte como nueva presidenta del Perú

“Sí lamentamos mucho lo que sucedió. Desde que ganó legal legítimamente fue víctima de acoso, de confrontación, no aceptaron sus adversarios, sobre todo las élites políticas. Lo consideraban serrano. Lo lamento mucho por el pueblo de Perú”, dijo AMLO.

El miércoles, el gobierno de México se había mostrado dispuesto a dar asilo a Castillo. El canciller Marcelo Ebrard dijo que si Castillo lo solicitaba, México le otorgaría dicho asilo.

Las declaraciones de AMLO se producen después de que el Congreso del Perú destituyera a Castillo luego de que él intentara disolver temporalmente el Parlamento e instaurar un Gobierno de emergencia nacional, lo que se interpretó ampliamente como un golpe de Estado.

El reconocimiento de Dina Boluarte

AMLO también retrasó el reconocimiento de la nueva mandataria del Perú, Dina Boluarte.

“Eso lo va a resolver la Secretaría de Relaciones Exteriores, ellos están haciendo sus análisis sobre la situación, hay que esperar un tiempo, está muy fresco todo, sí nos tenemos que apegar a los principios constitucionales, de no intervención”, declaró en su rueda de prensa diaria.

El mandatario mexicano respondió que “no sabe” si continuarán las buenas relaciones con el nuevo Gobierno de Perú, pero descartó un rompimiento.

“No sabemos, no (se rompen relaciones), pero sí vamos a esperar a unos días, creo que es lo más adecuado, no es nuestro propósito intervenir en asuntos internos, lamentamos mucho, eso sí, que estas cosas sucedan”, indicó.

Con información de EFE

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más