Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

EN VIVO | Venezuela enfrenta tercer día de apagón y suspensión de actividades laborales

El régimen de Nicolás Maduro extendió la suspensión de clases y de la jornada laboral hasta el menos el jueves debido al masivo apagón en Venezuela

Caracas. Venezuela amaneció nuevamente a oscuras debido a los repetidos cortes eléctricos que desde el lunes afectan a la mayoría de la población, mientras el gobierno intenta restablecer el servicio luego del peor apagón en la historia del país.

MIRA ACÁ LA TRANSMISIÓN EN VIVO:

La fastuosa boda que se celebró en medio de la crisis en Venezuela | FOTOS

Qué relación tienen los aviones que llegaron a Caracas con las armas que Rusia les vendió

Colectivos chavistas atacan auto en el que iba Juan Guaidó | VIDEO

En Caracas muchos residentes buscaban agua el miércoles después de que sus grifos se secaran debido a fallas que mantienen paralizados los sistemas de acueductos.

El régimen de Nicolás Maduro suspendió la noche de este miércoles por otras 24 horas la jornada laboral y estudiantil ante la persistencia del apagón, informó el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez.

El régimen de Maduro "ha decidido suspender las actividades laborales y educativas mañana jueves 28", señaló el ministro en Twitter, asegurando que se mantiene un "esfuerzo intenso" para recuperar el sistema eléctrico nacional que "sufrió el más grave ataque terrorista de la historia de Venezuela". 

Un nuevo apagón volvió a dejar a oscuras varias partes de Caracas, después de que la capital había ido recuperando la electricidad en el curso de la tarde de este miércoles, y otras zonas del país también han reportado fallas en el suministro.

Alrededor de las 19.10 hora local de este miércoles (23.10 GMT) y después de una lenta recuperación del suministro en diferentes áreas de la ciudad, un nuevo apagón dejó en la más absoluta oscuridad varias zonas del territorio capitalino.

Hasta el momento las autoridades no han informado sobre este último incidente.

Maduro ha acusado a Estados Unidos y a la oposición de sabotear el viejo y deteriorado sistema eléctrico. Los funcionarios estadounidenses y el líder opositor Juan Guaidó dicen que la acusación es un intento por desviar la atención de la mala gestión del gobierno

Guaidó rechazó las acusaciones y afirmó que Maduro niega su responsabilidad y pretende dividir a los que lo adversan. “Venezuela amanece oscura, de nuevo, producto de un régimen ineficiente, corrupto, ladrón y como venezolanos todos sentimos la angustia, como venezolanos todos sentimos esa especie de frustración", enfatizó.

El presidente encargado pidió a los venezolanos mantenerse movilizados a pesar de los apagones y los convocó a concentrarse el sábado en las calles para protestar por las fallas eléctricas.

“No podemos quedarnos como actores pasivos cada vez que se vaya la luz; mínimo sacar una cacerola. Vamos a reunirnos en las calles de Venezuela mientras no haya luz", agregó Guaidó en una alocución dada en la sede del partido opositor Acción Democrática en el oeste de Caracas.

Pocas tiendas en Caracas abrieron y muchas calles estaban despejadas. La luz regresó en algunas áreas en la noche del martes sólo para volver a apagarse en la madrugada del miércoles, frustrando a los residentes que se preguntan cuánto tiempo tendrán que soportar la segunda ronda de cortes desde el 7 de marzo, cuando un gran apagón nacional se extendió por cuatro días.

"Cuánta indolencia y crueldad, este pueblo no se lo merece. Maduro debería irse y ya", dijo Alfredo Palacios, un comerciante de 36 años que portaba junto a su suegro cuatro recipientes herméticos que acaban de llenar en uno de los muchos riachuelos que bajan por las laderas de las montañas del Parque Nacional Waraira Repano que separa a Caracas del Mar Caribe.

"No hay agua, no hay luz y ellos no arreglan nada, dicen puras mentiras", indicó Palacios. Junto a su esposa y sus dos niños pequeños "me tuve que ir a la casa de mis suegros porque en mi casa ni siquiera podemos hervir esta agua porque la cocina de nosotros es eléctrica".

Venezuela

AFP.

--HOSPITALES A OSCURAS--

Especialistas sostienen que los cortes de luz son producto del deterioro en el servicio tras años de falta de inversión en el sector, nacionalizado en 2007 por el fallecido presidente Hugo Chávez. Tras los últimos cortes, según expertos, el sistema eléctrico está aún más vulnerable.

La falta de luz también afectaba el servicio de agua potable, dejaba hospitales sin energía y generaba el colapso de la banca electrónica, vital por la escasez de efectivo en un país con hiperinflación.

El médico Julio Castro, de la ONG "Médicos por la Salud", aseguró en Twitter que hasta la noche del martes más de la mitad de los 21 principales hospitales públicos del país no tenían luz y operaban con plantas eléctricas, aunque, en al menos dos casos, no funcionaban.

Venezuela

AFP.

En el estado Aragua, al centro-norte del país, una paciente de 81 años que requería asistencia mecánica para respirar, falleció el martes al no poder ser trasladada porque los elevadores del hospital en el que se encontraba no funcionaban por el apagón, dijo el médico Castro.

Durante el masivo corte de luz que afectó a Venezuela tres semanas atrás, "Médicos por la Salud" reportó que 24 personas fallecieron en hospitales por causas relacionadas al apagón.

--NO HAY AGUA--

La mayoría de las personas que deambulaban por el centro de Caracas se quejaban de que no había agua potable en las pocas tiendas minoristas y supermercados que abrieron en vecindarios dispersos que tenían electricidad.

"Lo más difícil es conseguir agua para beber. Ayer dijeron que ya estaban funcionando las bombas de agua", en los principales embalses y acueductos que surten a la capital venezolana, pero por las repetidas fallas eléctricas "me imagino que por eso seguimos sin agua", comentó Nancy Villasinda, una secretaria de 26 años que durante cuatro horas recorrió los pocos comercios abiertos en la barriada de clase media de Montalbán, en el oeste de Caracas, en busca de agua. “El gobierno no informa”, se quejó.

Algunos comerciantes, en tanto, temen que los apagones los hagan perder toda su mercancía.

Anaís Marquina, dueña de una panadería, dijo que el comercio estaba paralizado porque muchas personas no pueden movilizarse debido a que están fuera de servicio los trenes subterráneos, lo que agrava la ya endémica ausencia de autobuses, muchos de ellos paralizados por la falta de repuestos elementales como baterías y neumáticos que escasean por la severa crisis económica que azota al país.

La corporación estatal Petróleos de Venezuela S.A. (PDVSA) en un comunicado garantizó la distribución y expendio de combustible en todo el país, pese a los apagones.

A lo largo de la capital venezolana se podían ver en la mañana del miércoles numerosas estaciones de gasolina fuera de servicio. Apenas un puñado de las gasolineras --que tenían generadores de electricidad o estaban localizadas en sectores donde regresó la energía-- operaban-.

PDVSA también anunció que activó un plan especial de suministro para "garantizar" el funcionamiento de los generadores eléctricos en el sistema de salud del país.

Después del gran apagón del 7 de marzo la situación se ha vuelto cada vez más desesperante para muchos venezolanos. Incluso se han registrado saqueos de negocios en la ciudad de Maracaibo.

Fuente: Reuters / AP


Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ