Fiscalía abrirá nuevo proceso a Waldo Ríos por rifas y colectas
Fiscalía abrirá nuevo proceso a Waldo Ríos por rifas y colectas
Redacción EC

Las actividades realizadas por el movimiento regional Puro Áncash para recolectar dinero y con él pagar la reparación civil de su presidente, , han terminado en diferentes procesos. Uno de ellos es la investigación preliminar por el presunto delito de cohecho pasivo que iniciará la Fiscalía Especializada en Delitos de Corrupción del Santa contra el electo presidente regional de .

El fiscal anticorrupción del Santa, Laureano Añanca Chumbe, informó que dispondrá abrir investigación en los próximos días no solo contra Ríos –por ser la persona beneficiada con la recolección de dinero– sino también contra quienes organizaron las actividades. “La investigación preliminar tiene una duración de 60 días pero si el caso es complejo, podría extenderse”, precisó.

El magistrado dijo que tiene previsto incluir en este caso la investigación paralela por lavado de activos que realiza la Policía Nacional del Perú, por disposición del Ministerio del Interior, a Ríos y los organizadores de la rifa de un automóvil y de la llamada ‘’.

La hipótesis que maneja la policía es que el ex congresista sentenciado por corrupción ya tendría el S/.1 millón para pagar la reparación civil que le debe al Estado desde el 2008 y que las actividades solo serían una fachada para ocultar la procedencia del dinero.

El personero legal de Puro Áncash, José Salcedo Meza, informó que la agrupación política no conoce oficialmente sobre la investigación por el presunto delito de cohecho pasivo que dispuso iniciar la Fiscalía Anticorrupción. “Que cada uno haga su trabajo. Tenemos disposición de colaborar con la investigación porque no estamos haciendo nada malo. Ya no estamos para más especulaciones”, dijo a El Comercio.


OTRO PROCESO

La Fiscalía Penal del Santa desarrolla una investigación preliminar por los bingos gratuitos que realizó en campaña el movimiento Puro Áncash, en los que entregaba S/.500 de premio. En este caso se habría cometido el delito de inducción al voto.

Waldo Ríos, sentenciado el 2008 por dos delitos de corrupción, alcanzó la presidencia regional de Áncash en las últimas elecciones, pero el próximo 1 de enero no podrá asumir el cargo porque no se encuentra rehabilitado de la sentencia impuesta en su contra, la cual lo obliga a pagar una reparación civil de S/.1 millón que hasta la fecha no cumple.

Tras conocer el triunfo, los seguidores de Waldo Ríos empezaron a realizar actividades en Áncash para recolectar el dinero para pagar la reparación civil. Dichos eventos públicos (bingos, rifas y colectas) fueron calificados como ilegales por la Oficina Nacional de Gobierno Interior (Onagi) y provocaron una investigación policial que está en curso.