Montañistas desaparecidos en nevado: familiares irán a Huaraz
Montañistas desaparecidos en nevado: familiares irán a Huaraz
Redacción EC

La Asociación de Guías de Montaña del Perú (AGMP) obtuvo una primera respuesta de parte de familiares de uno de los tres montañistas aún desaparecidos en el nevado Tocllaraju, en , tras un deslizamiento ocurrido el domingo pasado. 

El director del grupo de Operaciones de la AGMP, Alfredo Quintana, indicó a El Comercio esta tarde que ha recibido una comunicación de parte del padre y el cuñado de Jane Riga, quienes indicaron que llegarán al Perú en unos dos días. Sin embargo, según acotó, no indicaron claramente si desean que la operación de rescate siga o sea abandonada.

“Ahora que vengan los familiares, vamos a definir eso. Me dijeron nada más que los ayude con el recojo en el aeropuerto y de ahí trasladarlos a Huaraz”, comentó Quintana.

Ayer, comentó que había enviado un correo electrónico a los familiares de los montañistas detallándoles los peligros de la expedición y esperando una respuesta para determinar la continuidad de la búsqueda.

Búsqueda paralizada
Por el momento, ni personal de la Unidad de Salvamento de Alta Montaña de Áncash ni rescatistas de la AGMP buscan a Allan Valge, Tarmo Riga y Jane Riga.

Roberto Rodríguez, jefe de la citada unidad, manifestó a El Comercio que su personal recién retornó anoche a Caraz, pues las labores se suspendieron por las malas condiciones del clima y la falta de alimentos. Sin embargo, adelantó que el clima será justamente un factor importante para determinar cuándo retornar quizá este sábado o los primeros días de la próxima semana. 

Así, adelantó que de retomarse el trabajo, buscarán ”una semana más por lo menos” a los alpinistas provenientes de Estonia.

En tanto, el último equipo de catorce personas de la AGMP volvió del nevado la noche del martes. Sin embargo, de reactivarse la operación, subirá más personal, al menos veinte personas en total.

La tragedia
Eran cuatro los montañistas desaparecidos el pasado domingo tras romperse un puente de hielo por el que pasaban, generándose una avalancha. Annemai Maerson (33) fue rescatada el lunes, pero sus otros tres compañeros cayeron a una grieta. El incidente ocurrió a 5.900 metros sobre el nivel del mar, casi cerca de la cima, pues el nevado es de 6.032 metros.