maap
maap
Francesca García Delgado

Según las alertas preliminares del Programa Nacional de Conservación de Bosques (Programa Bosques) del Ministerio del Ambiente, durante el 2017 se perdieron 143.425 hectáreas de bosque natural en Perú. Esta sería la cifra más baja de los últimos cinco años.

De confirmarse oficialmente la disminución de la deforestación en el reporte del 2017 (cuya publicación está prevista para mayo), esta representaría una caída pequeña pero un paso importante en la meta de estabilizar la deforestación para empezar su disminución constante, explicó a El Comercio una fuente del Programa Bosques.

maap
maap
maap
maap

El último reporte consolidado del Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (Serfor) y del Programa Bosques, de mayo del 2017, señala que nuestro país tiene un ritmo de pérdida de 150 mil hectáreas de bosque natural cada año, debido principalmente a la agricultura migratoria, el cultivo de palma aceitera y de actividades ilícitas como tala ilegal y la minería ilegal.

Otro dato relevante es que las regiones de Ucayali, Huánuco, Madre de Dios, San Martín y Amazonas mantienen las zonas de mayor densidad de pérdida de bosque. En estas regiones, la deforestación se intensifica en áreas específicas que no controlan actividades como la minería ilegal o de expansión de monocultivos como la palma aceitera.

maap
maap
maap
maap

Registro de la pérdida
El Proyecto de Monitoreo de los Andes Amazónicos (MAAP, por sus siglas en inglés), a cargo de la Asociación para la Conservación de la Cuenca Amazónica (ACCA) y la Amazon Conservation Association (ACA), cedió en exclusiva a El Comercio las últimas imágenes de las zonas señaladas.

Según su estudio de las fotografías satelitales, la mayor pérdida en el 2017 fue de 23.240 hectáreas entre las regiones de Ucayali y Huánuco por la ganadería y la palma aceitera. En el sur de Madre de Dios, se perdieron 11.115 hectáreas a lo largo de la Carretera Interoceánica debido a la actividad agrícola y la minería de oro.

Al noreste de la región San Martín, se habrían deforestado 740 hectáreas de bosque natural solo durante los últimos meses del 2017. La causa de la deforestación sería una nueva plantación de palma aceitera en el lugar. El avance de la depredación entre diciembre del 2016 y noviembre del 2017 se puede ver en las fotos superiores de este artículo.

(Fuente: proyecto MAAP)
(Fuente: proyecto MAAP)

TAGS RELACIONADOS