Más del 50% de trujillanos no tienen agua potable hace 4 días
Más del 50% de trujillanos no tienen agua potable hace 4 días
Redacción EC

Trujillo. Tener agua por estos días en es un privilegio. Una falla en la planta de tratamiento de Alto Moche, que abastece del recurso al 60% de toda la provincia, ha dejado sin el líquido desde hace cuatro días a unas 500.000 personas (más del 50% de la población).

La avería en la planta de propiedad del ha originado también que dos tuberías de agua potable colapsen y causen cinco forados en la carpeta asfáltica del recién inaugurado ‘by-pass’ del óvalo Grau y la avenida El Golf. Esto causó que varias viviendas se inunden en la exclusiva urbanización El Golf.

Los sectores más afectados por la falta de agua son el distrito de Florencia de Mora, los centros poblados de Alto Trujillo (El Porvenir) y El Milagro (Huanchaco), y algunas zonas de La Esperanza. Estos lugares han sido considerados “cero litros” por la empresa de agua potable y alcantarillado Sedalib, pues “no les llega ni un litro de agua”. 

“Acá solo se está abasteciendo con cisternas. La situación es muy crítica”, declaró a El Comercio el gerente de Operaciones y Mantenimiento de Sedalib, Óscar Delgado Vásquez.

El presidente de la Federación Médica de La Libertad, Fernando Gil Rodríguez, expresó su preocupación por el desabastecimiento de agua potable en más de la mitad de la provincia de Trujillo. “Sin agua no hay desinfección, se acumulan las excreciones y no se limpian bien los alimentos. También se pueden presentar cuadros de diarrea y fiebre tifoidea”, indicó.

COLA DE PROBLEMAS
La escasez de agua en Trujillo se inició el último sábado, cuando colapsó una válvula de aire y un tramo de la línea de conducción de 900 mm de diámetro, en la planta de tratamiento de Alto Moche. El hecho ocasionó la caída de 15 piezas de tubería y que el servicio se corte.

Ante esta situación de emergencia, Sedalib dispuso que los 38 pozos que abastecen de agua al otro 40% de la provincia de Trujillo se utilicen también en los distritos afectados, por lo que el servicio ahora es restringido en toda la ciudad.

Augusto Ruiz Paredes, subgerente de Agua Potable de Sedalib, explicó que este tipo de abastecimiento causó que las tuberías de El Golf y el óvalo Grau colapsen y se levante la pista. “El bombeo de agua de los pozos ha hecho que la presión se multiplique por cinco. Además, hay problemas en la unión de las tuberías viejas y nuevas”, dijo.

La obra del ‘by-pass’ del óvalo Grau fue inaugurada en diciembre del año pasado. El decano del Colegio de Ingenieros del Perú–Consejo Departamental de La Libertad, Marco Cabrera Huamán, visitó el lugar y aseguró que se elevará un informe sobre lo sucedido. “Acá tiene que haber responsables”, advirtió.

Chavimochic dijo en un comunicado que el servicio de agua se repondría el viernes.