Manuel Calloquispe Flores

Colaborador de El Comercio en Madre de Dios

mcalloquispe@gmail.com

Los centros de rescate de animales silvestres Amazon Shelter y Taricaya, en , entregaron la mañana de ayer un primer grupo de animales (loros, guacamayos, monos, machines, monos choros, maquisapas, monos leoncitos y un oso perezoso) a la Dirección Forestal y Fauna Silvestre debido a que ya no cuentan con presupuesto para continuar con su cuidado y su alimentación. “Es un día muy triste para estos centros de rescate. Ya no podemos más”, dijo Fernando Rosemberg, del centro de rescate Taricaya.

Luego del inicio de la cuarentena por el estado de emergencia decretado en el país para evitar la propagación del coronavirus, el centro de rescate de animales y un zoológico de la región Madre de Dios se quedaron sin ingresos. Por unos meses se sostuvieron con sus propios recursos, pero dada la prolongación de la medida y ante la única salida de entregar los animales al Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (Serfor), se presentaron a una convocatoria para la asignación de presupuesto por parte del Estado.

En el mes de junio se les asignó S/106.500 por seis meses para el mantenimiento y cuidado de los animales. Sin embargo, luego no se registraron más asignaciones Rosemberg indicó que tuvo que gastar el dinero de emergencia de su presupuesto familiar (S/25.000) para atender a los animales.

Yo ya no tengo nada, ya he puesto hasta el último centavo que tenía guardado con la esperanza de que la burocracia no sea tan larga”, señaló.

El caso de Magaly Salinas, propietaria de Amazon Shelter, es aún más dramático. El pasado mes de julio asaltaron el centro de rescate y se llevaron todo su dinero, sus pertenencias, equipos de cómputo, y objetos de valor. “Ahora solo vivimos de la caridad de las personas, quienes nos traen alimentos. Y así seguimos pagando todos los gastos y personal de apoyo para sostener a los animales”, explicó.

VIDEO RECOMENDADO

Cusco: hospital de EsSalud colapsó por demanda de pacientes COVID-19

El centro de rescate Taricaya está ubicado al borde del río bajo Madre de Dios. Ahí hay 65 animales, entre tapires, osos, pumas, monos araña o maquisapa, monos aulladores o cotos, guacamayos, pavas, paujiles y trompeteros. Todos ellos rescatados por Serfor y entregados en custodia para su cuidado y alimentación. En estos centros de rescate los cuidan, los curan y los crían hasta que estén preparados para su reintroducción en su hábitat.

En el centro de rescate Amazon Shelter, ubicado en la carretera bajo Tambopata a 12 kilómetros de la ciudad de Puerto Maldonado, existen 56 animales, entre tapires, venados, huanganas, monos machines, choros, maquisapas, aulladores o cotos, loros guacamayos y auroras. En los últimos años más de 300 animales se han reintroducido al bosque con éxito, según sus propietarios.

[Serfor] demora en la entrega del presupuesto asignado a estos centros de rescate. Personalmente exigí en una carta, el 30 de julio, que se apresuraran en la gestión del presupuesto para el financiamiento de los gastos de alimentación, pago del personal y medicinas para el cuidado de los animales que están en cautiverio”, dijo el el encargado de la Dirección Forestal y Fauna Silvestre del Gobierno Regional de Madre de Dios, Harry Pinche del Aguila.

MÁS INFORMACIÓN SOBRE CORONAVIRUS EN EL PERÚ