Ucayali: Satélites ayudarán a combatir la deforestación
Ucayali: Satélites ayudarán a combatir la deforestación
Pamela Sandoval Del Águila

Un sistema georreferencial, enlazado a satélites que permitirán monitorear en tiempo real el uso de tierras y el relieve de los bosques, ayudará desde este mes a tres entidades del Estado a combatir la y la deforestación en la región .

Se trata de la primera unidad de monitoreo satelital de la deforestación y tala ilegal, construida en Pucallpa con apoyo de la (Usaid), mediante la Iniciativa para la Conservación en la Amazonía Andina (ICAA). El monto de la inversión se mantiene en reserva.

Ambas decidieron probar el sistema de monitoreo en Ucayali por ser la segunda región con mayor extensión de bosques (más de nueve millones de hectáreas) y una alta tasa de deforestación acumulada: casi 700 mil hectáreas al año, de acuerdo con el (Minam). 

“Este es un proyecto piloto, que será evaluado para su eventual aplicación en el resto de país”, dijo Lawrence Gumbiner, representante de la Embajada de Estados Unidos en nuestro país.

Para Flor de María Vega, de la Fiscalía Especializada en Materia Ambiental, la unidad de monitoreo facilitará la labor fiscal, pues permitirá complementar datos obtenidos por investigaciones con lo que se aprecia en el campo, sin necesidad de viajar. Similar opinión tuvo Fabiola Muñoz, del Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (Serfor), quien consideró que el sistema representa un avance en las políticas públicas hacia el uso eficiente de tiempo y dinero.

PROBLEMAS COMPLEJOS

De acuerdo con la contraloría, entre el 2010 y el 2013, la tala ilegal arrasó 1.121 toneladas (1.495,77 m3) de bosques maderables en terrenos privados y comunidades nativas de las provincias de Padre Abad y Coronel Portillo.

En la mayoría de casos, los madereros ilegales falsificaron documentos para talar hasta especies protegidas. En otros, la falta de guardabosques y fronteras oficiales favoreció sobornos a funcionarios e impidió que las comunidades indígenas pudieran enfrentar a los ilegales. 

El Comercio informó en reiteradas ocasiones sobre los problemas que acarrea la falta de títulos de propiedad en Ucayali, donde 290 comunidades nativas habitan 250 mil de los 10’141.000 hectáreas de la región. En abril último, Saweto se convirtió en la comunidad número 227 en lograr su título. Lamentablemente, otras 14 aún están en trámite.

LEA MÁS EN LA EDICIÓN IMPRESA