El coronel PNP Max Anhuamán acusó a Bermejo de reunirse con remanentes de SL en el Vraem. (Foto: Jessica Vicente/Archivo)
El coronel PNP Max Anhuamán acusó a Bermejo de reunirse con remanentes de SL en el Vraem. (Foto: Jessica Vicente/Archivo) / NUCLEO-FOTOGRAFIA > CESAR CAMPOS
Graciela Villasís Rojas

Un informe de inteligencia muestra los mensajes que Guillermo Bermejo intercambió en el 2008 con Javier Antonioni, informante de la Dircote que se comunicaba con el ahora parlamentario del oficialista Perú Libre.

Las mensajes de ‘Yemo’, como los agentes de inteligencia denominaron a Bermejo en el informe policial que revela El Comercio, se realizan desde el correo electrónico . Este pertenece al legislador, como se detalla en otro documento (el atestado 001-2008-Dircote-Diviti) en el que también se señala que “Guillermo Bermejo Rojas habría sido preparado militarmente por integrantes de las FARC-EP y como tal vendría preparando jóvenes en el uso y manejo de explosivos para la perpetración a futuro de atentado[s] terroristas”.

En las comunicaciones del 2008 que este Diario revela, Bermejo menciona a ‘Olivia’, el seudónimo de Javier Antonioni en los mensajes, cómo “los gringos están que vienen y van”. Ello en referencia, como se indica en el documento de inteligencia, al seguimiento que Bermejo realizaba de las tropas estadounidenses que en ese momento se encontraban en Ayacucho.

MIRA: Guillermo Bermejo se reunió con integrantes sentenciados de Sendero Luminoso [VIDEO]

También refiere: “Me reuní con los del frente 3 veces” y “TLC y otras cosas”, en alusión a encuentros con miembros del Frente de Defensa de Huanta por una campaña contra las tropas de Estados Unidos.

Las negociaciones del tratado de libre comercio entre el Perú y EE.UU. empezaron en el 2003, el acuerdo recién se implementó en febrero del 2009.

Además, ante una pregunta de ‘Olivia’ sobre el VRAE –en ese entonces todavía no se denominaba Vraem–, Bermejo responde que “quieren que me quede corto pero estoy muy corto” y “la voz sería llegar a Pichari, hay un congreso de la coca el martes [...] hasta el sábado”. De acuerdo al informe de inteligencia, el ahora legislador se refiere a que debía contactarse con cocaleros de Pichari (Cusco, donde está la principal base militar en el Vraem) que estaban organizando un congreso que debía llevarse a cabo en los primeros días de agosto del 2008.

En otros mensajes, Bermejo se refiere a la presencia del boliviano Felipe Quispe Huanca ‘El Malku’ –quien falleció en enero de este año– en un congreso bolivariano de los pueblos.

Asimismo, desde un usuario que Bermejo denomina “no nos pueden comprar si no nos vendemos”, escribe: “Hay que trabajar los dos aspectos [...] desde el campo electoral [...] aquí está claro cuáles son las opciones”. Estos aluden a un planteamiento del ahora congresista para “trabajar una salida contra el sistema desde dos campos: el de la vía electoral hasta el de la lucha armada”, de acuerdo al informe de inteligencia.

El Ministerio Público ha pedido 20 años de prisión para Bermejo, acusado por pertenencia y afiliación terrorista a los remanentes de Sendero Luminoso del Vraem, entre el 2008 y marzo del 2009.

El último miércoles, el coronel de la PNP Max Anhuamán Centeno, testigo de la procuraduría en el Caso Bermejo, declaró que el congresista oficialista “se comunicaba constantemente” con Javier Antonioni, una fuente de la policía que falleció el año pasado. Este informante les contó que Bermejo era el responsable del congreso bolivariano de los pueblos. “En una oportunidad nos comentó que él iba a viajar a Huanta para comunicarse con el comité de apoyo de Huamanga, que eran unos estudiantes. Eso motivó a que nosotros [los policías] nos desplazáramos junto con Bermejo en un transporte hasta la localidad de Huanta, Ayacucho”.

El 1 de agosto del 2008, Bermejo se reunió con un grupo de jóvenes en la Plaza de Armas, donde “sostuvo reuniones en ese momento y las fotografías de esos encuentros están debidamente registradas en un informe de Dircote”.

Anhuamán recuerda que Bermejo se encontró con William Minaya Romero, integrante del comité de apoyo de los hermanos Quispe Palomino, cabecillas de Sendero Luminoso en el Vraem, para sorpresa de ellos. “Por las fuentes sabemos que habló del TLC, las tropas yanquis que estaban por la zona de Ayacucho”, declaró el efectivo policial. “Cuando viajamos y los encontramos, fuimos identificando a uno por uno. En ese momento, en ese año, solo conocíamos a las personas, no se conocía aún sus vínculos probados con SL”, acotó.

Este Diario buscó la versión del congresista Guillermo Bermejo, pero no respondió a nuestro pedido de entrevista.

Te puede interesar: