Sheput y Velásquez Quesquén responden a las críticas de Humala
Sheput y Velásquez Quesquén responden a las críticas de Humala
Mario Mejía Huaraca

Los congresistas Juan Sheput (Peruanos por el Kambio) y Javier Velásquez Quesquén (Partido Aprista) respondieron a las declaraciones del ex mandatario  sobre el gobierno de Pedro Pablo Kuczynski y acerca de .

Ollanta Humala dijo hoy a su salida de la fiscalía anticorrupción que se debe investigar la firma de la adenda del proyecto del aeropuerto de Chinchero en el Cusco y que el destrabe no signfica desembolsar dinero del erario para resolver problemas de privados.

En respuesta, Sheput, vocero alterno del oficialismo, sostuvo que "es impresionante la forma en que Humala puede expresarse así, luego de que el contrato de Chinchero, tal y como fue concebido e impulsado por él, iba a generar mas de S/570 millones en gastos adicionales que han sido reducidos por este gobierno".

Ollanta Humala también defendió el proyecto gasoducto sur peruano (GSP), que se inició en su gobierno. Indicó que si el actual régimen sospecha de que hubo actos de corrupción debió disolver el contrato usando la clausula anticorrupción y no alegando insolvencia del consorcio.

Para Sheput, se trata de declaraciones desesperadas del ex jefe del Estado con las que busca desviar la atención sobre su responsabilidad en los contratos con la constructora brasileña Odebrecht.

"El gasoducto ha sido concebido y proyectado durante su gobierno. Si hay cualquier tipo de  irregularidad, en su gestión se tuvo que haber solucionado. Además, el cobro a los usuarios fue gestado por él e impulsado por sus ministros que fueron muy solícitos con los empresarios brasileños", dijo el legislador de Peruanos por el Kambio.

–Tiene medidas limitativas–
Ollanta Humala también enfiló sus dardos contra Alan García. "Yo le  aseguro que nadie quisiera estar en el mismo saco con el señor García", manifestó. Y agregó: "Yo no pertenezco a ese club de presidentes prófugos o que se van a vivir fuera del país".

El congresista aprista Javier Velásquez Quesquén expresó que su líder "no tiene por qué sentirse aludido, porque no es prófugo". Acotó que cuando tras el golpe de Estado de Alberto Fujimori en 1992, Alan García tuvo que pedir asilo político, pues era un perseguido político.

"Hoy Alan García no está requerido por ningún juzgado ni está impedido de realizar actividades académicas y laborales fuera del país", aseveró tras acotar que la situación de Humala era todo lo contrario.

"Él está en desgracia porque tiene medidas limitativas dictadas por un juez en un proceso [penal] ordinario. Debe estar preocupado porque su socio, el señor Toledo, está en una situación muy difícil. Me imagino que debe estar preocupado de correr la misma suerte", subrayó el parlamentario.

MÁS EN POLÍTICA...

Ministra de la Mujer asiste este lunes a la Comisión Lava Jato ► (Por ) — Política El Comercio (@Politica_ECpe)