La banda Los Cuellos Blancos del Puerto fue desarticulada el 29 de julio pasado en un megaoperativo. (Foto: Agencia Andina)
La banda Los Cuellos Blancos del Puerto fue desarticulada el 29 de julio pasado en un megaoperativo. (Foto: Agencia Andina)
Redacción EC

El Tercer Juzgado Nacional de Investigación Preparatoria del Sistema Especializado en Delitos de Corrupción de Funcionarios dictó 36 meses de prisión preventiva contra el empresario , José Luis Cavassa y otros 11 investigados por el caso denominado . La medida fue ordenada en la madrugada de ayer, después de tres días de audiencias en la sede del Poder Judicial.

En el Instituto Nacional Penitenciario (INPE) señalaron a este Diario que hoy serán trasladados a sus respectivos penales. Precisaron que entre las 8:30 a.m. y 3 p.m. realizarán la clasificación del régimen penitenciario para cada uno de los procesados.

La medida dictada por el juez Manuel Chuyo Zavaleta incluye a Gianfranco Paredes y Nelson Aparicio, asesores del ex presidente de la Corte Superior del Callao Walter Ríos, quien también cumple prisión preventiva por 36 meses.

Asimismo, figuran el chofer Jhon Misha y la ex jefa de Administración y Finanzas de la corte del Callao Verónica Rojas. La fiscal Rocío Sánchez, quien sustentó el requerimiento contra los investigados, les atribuyó los cargos por la presunta comisión de los delitos de criminalidad organizada, tráfico de influencias, cohecho pasivo propio y otros en agravio del Estado.

Según la representante del Ministerio Público, la presunta organización criminal Los Cuellos Blancos del Puerto se infiltró en la Corte Superior de Justicia del Callao para “pervertir el sistema de justicia”.

La magistrada sostuvo que se verificó la existencia de “graves y fundados” elementos de convicción en la vinculación de los imputados con la presunta organización criminal que encabezaría Walter Ríos.
Los 13 detenidos, presentes en la audiencia, negaron que integren Los Cuellos Blancos del Puerto y solicitaron afrontar la investigación en libertad.

Camayo, propietario de la empresa Iza Motors, dijo que no sabía que las personas con altos cargos públicos con las que hacía coordinaciones estaban siendo investigadas por presuntos actos ilícitos.

La misma defensa tuvo Mario Mendoza, otro empresario que formaría parte de esta presunta red. Señaló que desconocía lo que estaba haciendo Ríos y sus actividades ilícitas. El juez Chuyo también dispuso una orden de captura para el abogado Marcelino Meneses, quien está prófugo.