La congresista Mercedes Araoz se mostró a favor de una agenda de gobernabilidad . (Foto: GEC / Video: Canal N)
La congresista Mercedes Araoz se mostró a favor de una agenda de gobernabilidad . (Foto: GEC / Video: Canal N)

Desde Pekín, la vicepresidenta reiteró que el adelanto de las elecciones al 2020 —propuesto por el mandatario — frustraría el avance de las reformas políticas, económicas y judiciales en el país.

En una entrevista con Efe durante su visita a China, Araoz considera que sería inconstitucional que Vizcarra presente una cuestión de confianza en caso de que el Congreso rechace anticipar los comicios. Además de ello, la excongresista oficialista también remarca que no es fujimorista.

► 

Sobre su eventual postulación en las elecciones presidenciales, responde: "No creo. En este momento no estoy formando ningún partido ni nada por el estilo. Yo estaba invitada del partido Peruanos por el Kambio y en este momento no estoy afiliada a ningún partido en particular".

¿Qué está pasando ahora mismo en Perú, donde usted no se habla con el presidente?
-No es que no nos hablemos. Hemos tomado dos posiciones políticas diferentes frente a una iniciativa que ha tenido el presidente de proponer adelantar el plazo de la culminación de la gestión tanto del Ejecutivo como del Legislativo. No comparto esa posición política, estamos en posiciones divergentes. Esto va a pasar por el Congreso.

Yo también soy congresista y entiendo que eso se debatirá por ahí. En lo que sí creo que debemos ponernos de acuerdo y debería suceder pronto es que tenemos que tener un acuerdo de gobernabilidad. Sea que termine el gobierno en 2020 o que termine, como es nuestro mandato, en 2021, tenemos que sentar una base de gobernabilidad para que el país esté tranquilo y que estas divergencias entre el Legislativo y el Ejecutivo, que han sido muy duras desde que empezó nuestro gobierno, se vuelvan en una agenda para el desarrollo de nuestro país.

¿Existe alguna alternativa al adelanto de las elecciones?
-Pienso que sí podría hacerse con un acuerdo de gobernabilidad. Y con un plan muy bien marcado y el cumplimiento de hacer las reformas que estábamos poniendo en marcha como la reforma judicial, la reforma política y algunas reformas de carácter económico que han sido propuestas por el propio Ejecutivo y que para mí son valiosísimas como el plan nacional de infraestructura o el plan nacional de competitividad. Creo que los dos años que nos quedan de gestión podrían ser realmente mucho más efectivos, pero eso implica la buena voluntad de las partes de sentarnos a cerrar ese capítulo de conflictividad política, que no le hace bien al país.

Si se debate el adelanto de elecciones en el Congreso, ¿votaría en contra?
- Tenemos que debatirlo, si hay un consenso real entre todos los partidos políticos para llegar a un adelanto de las elecciones, lo haremos. Pero tiene que haber consensos, sin consensos y sin un plan de gobernabilidad, veo muy difícil que pase.

La vicepresidenta Mercedes Araoz sostuvo un encuentro con su homólogo chicno Wang Qishan. (Foto: EFE)
La vicepresidenta Mercedes Araoz sostuvo un encuentro con su homólogo chicno Wang Qishan. (Foto: EFE)

¿Qué opina de los blindajes que ha hecho el Congreso del exfiscal de la Nación o los intentos de torpedear investigaciones fiscales?
- He estado en contra y he votado siempre en contra de esa situación. La fiscalía tiene que entrar en un proceso de reforma profundo, como lo hemos planteado, con una reforma del sistema judicial como un todo. Hemos visto los casos de jueces, uno inclusive fugado en España, que tienen que ser extraditados.

En ese camino estábamos, pero el adelanto de las elecciones lo que haría es frustrar el avance de esas reformas que son tan valiosas. Siempre he estado en contra de esos blindajes, creo que ha sido una posición equivocada de una parte del Congreso.

¿Qué le parecería que Vizcarra reclame una moción de confianza en caso de que no se atienda su petición de adelanto electoral?
- Es inconstitucional. Los constitucionalistas lo dicen, yo no soy abogada. El presidente no puede observar una reforma constitucional; el poder constituyente solo está en el Congreso, según nuestra propia Constitución. Si el presidente no puede observar una reforma constitucional, menos podría hacer una cuestión de confianza por una norma que está referida a temas de ese poder constituyente, que está en el Congreso.

Nosotros esperamos que las soluciones vayan por el lado del diálogo y la construcción de consensos.

¿Ha vuelto a hablar con el presidente?
-Hace pocos días estuve en Palacio en una ceremonia donde se aprobaron cuatro de las seis leyes que él había propuesto en materia de reforma política. Nos saludamos y conversamos de volvernos a juntar; no hemos podido porque ya vine de viaje acá. Pero, vuelvo a insistir, estas eran cuatro de las reformas en las que nos pusimos de acuerdo tanto el Ejecutivo como el Legislativo, incluyendo las cosas que se modificaron. No se discutieron con el primer ministro, las modificaciones fueron aceptadas de manera conjunta. Es normal, en un debate político uno envía un proyecto de ley y en el debate político se va enriqueciendo. Yo creo que las cuatro normas que fueron aprobadas son buenas normas y hay todavía que seguir trabajando en las reformas políticas.

¿Por qué sería tan malo empezar de cero otra vez?
- No sé, porque no conversé con el presidente. Él me dio unas razones de que él consideraba que la conflictividad estaba muy grande. Creo que no es lo mismo que lo que sucedió cuando estaba el presidente Kuczynski, donde sí, la conflictividad hacía imposible la gobernabilidad. Ahora hay algo de roces pero, en general, desde que ha llegado el presidente Vizcarra él ha tenido dos gestos importantes que han llevado a reformas de fondo como la reforma judicial y la reforma política. A pesar de que algunos congresistas no estaban muy de acuerdo y lo hicieron a regañadientes, al final se logró porque la mayor parte del Congreso sí quería avanzar en esa dirección, entonces creo que no había tal conflictividad a ese extremo como para querer adelantar las elecciones.

En caso de que se celebren elecciones, ¿qué opción política de las que existen ahora mismo le seduce más?
- Es más difícil decirlo ahora porque no sé quienes van a venir. Primero porque recién estamos cambiando las reglas de juego y no son lo mismo los anteriores que los nuevos que van a aparecer, ahora es más fácil formar un partido que antes. Esa es una de las cosas que hemos aprobado recientemente. No sabría decirle quién es el candidato, es muy pronto para pensar en que haya un grupo en particular que vaya a tener mayor posibilidad en este momento.

¿Pero cuál prefiere usted?
- Para empezar, no soy fujimorista como me quieren poner la etiqueta. Algunas semanas atrás he debatido con ellos de manera muy profunda las reformas, hasta con exaltación, o sea que no hay duda de que no soy fujimorista.

En este momento no sé quienes serían los que más me gustan, hay grupos nuevos que se están formando, hay muchos candidatos que no sé quienes son todavía como para poderlos evaluar. No soy de izquierdas, eso es cierto, nunca lo he sido, yo soy de centro derecha y ese es el movimiento por el cual entramos, Peruanos por el Kambio.

¿Usted misma se presentaría a unas elecciones presidenciales?
-No creo. En este momento no estoy formando ningún partido ni nada por el estilo. Yo estaba invitada del partido Peruanos por el Kambio y en este momento no estoy afiliada a ningún partido en particular.

¿Si se produjera una vacancia del presidente dimitiría de su cargo?
- No creo que se dé esa circunstancia porque el presidente, en realidad, no hay ningún elemento objetivo que uno pueda decir que se justifique llevarlo a una vacancia, no hay nada de eso. Entonces no creo que se presente y debemos insistir, por lo menos desde mi perspectiva, en que terminemos en el 2021.

Yo cumplo con la Constitución pero yo creo que no debería haber esa eventualidad y creo que en el Congreso no están ni siquiera pensando en hacerlo.

¿Qué opina de la situación en relación con la mina Tía María?
- La situación ha sido totalmente dentro del marco de la ley. Hay agitadores y tenemos que sopesar el tema social por supuesto y eso se mide a través de nuestro marco legal, a través de la evaluación de impacto ambiental que incluye las consultas ciudadanas. Perú es signatario del Acuerdo 169 (de la Organización Internacional del Trabajo), que considera la consulta previa para comunidades indígenas. Tenemos, como gobernadores, la responsabilidad de hacer cumplir la ley, tampoco podemos vivir en una situación donde el Estado no cumpla su rol de orden social, para eso se le ha dado esa facultad al Ejecutivo.

¿Usted visita a Pedro Pablo Kuczynski?
-Sí, le visito a menudo. Es una persona que está enferma, va a cumplir 81 años y está delicado de salud. Está llevando a cabo todos sus procesos legales tal cual le corresponde. Espera aclarar las situaciones que le enfrentan a la justicia, esperemos que lo logre.

¿Qué opina de su caso?
-No hay una organización criminal como le han planteado, su secretaria y su chófer no tienen nada que ver con sus gestiones. Esto tiene que ser evaluado correctamente por la fiscalía mirando con detalle si se refiere a un elemento de lavado de dinero o si es un tema de conflicto de interés. Eso tiene que ser evaluado tanto por la fiscalía como por los jueces con la independencia debida.

¿Cuál ha sido el resultado de su visita a China?
- Ha sido una visita corta pero muy productiva. El fin principal era promover dos temas importantes de nuestra biodiversidad: la papa y la quinua. En el caso de la papa, fortalecer nuestros lazos de amistad y cooperación con la academia de ciencias agrícolas, que ya está trabajando con el Centro Internacional de la Papa en el desarrollo de germoplasmas, aprovechando nuestra biodiversidad. Tenemos más de 3.500 especies de papa.

Casi el 80 por ciento de lo que consumimos son cuatro alimentos básicamente: maíz, trigo, arroz y soja. Y dentro de ellos muy pocas variedades. Queremos promover que se consuma mayor diversidad. Con mejores sabores, más nutritivos, podemos tener a la población mucho más saludable. Evitar el daño que nos hace estar tan concentrados en unos pocos alimentos.

La relación con China, el primer socio comercial de Perú, ¿ofrece más posibilidades de crecimiento?
-Tenemos una relación de asociación estratégica integral. Perú apostó por China porque le consideramos una nación que sigue en un proceso de crecimiento importante y juega un rol a nivel global de liderazgo que hay que considerarlo. El margen de crecimiento es todavía muy grande, hay oportunidades que todavía no se han cubierto, recién hemos logrado un protocolo fitosanitario para la quinua, con lo que ahora la podemos promover. Pero hay muchos otros productos que requieren pasar por estos protocolos y que podrían expandirse muchísimo en términos de exportaciones.

Tenemos las posibilidades de aumentar las inversiones no solo industriales, sino de servicios, el turismo, creo que hay un terreno grande para crecer, también en el intercambio cultural y científico, que son espacios donde ambas naciones nos podemos enriquecer.