Lo ocurrido con este McLaren 720S es un claro ejemplo de que conducir un auto potente no es tarea sencilla. (Foto: Twitter).
Lo ocurrido con este McLaren 720S es un claro ejemplo de que conducir un auto potente no es tarea sencilla. (Foto: Twitter).
Redacción EC

Conducir un superauto requiere de una gran responsabilidad. Así lo demostró un residente de Great Falls, Virginia (Estados Unidos), cuya inexperiencia al volante terminó por causar un accidente de tránsito.

Lo llamativo de este suceso es que el hombre conducía un , superdeportivo de origen británico de tracción posterior que ofrece una potencia superior a los 700 caballos. Para su mala suerte, el auto había sido adquirido tan solo un día antes.

Tras el choque, el valorizado en 300 mil dólares quedó prácticamente inservible. La policía de Fairfax llegó minutos después del accidente y compartió un mensaje en Twitter en el que se observa el calamitoso estado del auto.

La hipótesis que manejan las autoridades refiere a que el conductor perdió el control del vehículo debido a la excesiva velocidad en la que transitaba. Debido a ello, el McLaren 720S salió de la carretera y colisionó contra un árbol.

Producto del accidente, el conductor del McLaren 720S debió ser trasladado a un hospital cercano. Sin embargo, la policía asegura en su mensaje de Twitter que el sujeto se encuentra fuera de peligro.