☆☆☆☆☆
Director:
Actores:
Género:
Duración:
Clasificación:
Tráiler de "Todo lo invisible". (Fuente: Difusión)
Tráiler de "Todo lo invisible". (Fuente: Difusión)
José Miguel Silva

Mientras llevaba a sus dos menores hijas a la escuela, Jonás (Ari Brickman) sufre un accidente insólito: la bolsa de aire de su automóvil revienta en su cara, dejándolo invidente. A partir de entonces, su vida y la de su familia cambiará sustancialmente. Tan afectada como Jonás por el accidente y los cambios se encuentra Amanda (), su esposa. Aunque inicialmente ella intenta sobrellevar la vida siguiendo su rutina laboral y personal, lo cierto es que nada es (ni será nunca) lo mismo.

MIRA: “The White Lotus”: resumen y crítica del esperado capítulo final en HBO

El principal responsable de dejar en claro que nada será igual es precisamente Jonás, un odontólogo que abruptamente debe abandonar su consultorio y transformarse en un padre de familia que –botellitas de licor en mano—intenta pasar desapercibido en su hogar. En ese sentido, realiza actividades (o lo intenta) sin solicitar ayuda de nadie, como cuando se prepara un café al despertar o como cuando debe ir a recoger a sus hijas de la movilidad escolar tras su día de clases.

Este es, palabras más, palabras menos, el argumento de “Todo lo invisible”, película dirigida por Mariana Chenillo que se estrenó en México en 2020, pero que acaba de cruzar fronteras gracias a Amazon Prime Video. Estamos ante una comedia dramática que tiene en una discapacidad accidental el eje de una serie de descubrimientos para sus protagonistas.

Cuando hablamos de descubrimientos nos referimos no únicamente a aquellos físicos. Como el evidente cambio que significa para Amanda tener que ayudar a su esposo a subir las escaleras. O el cambio que implica para Jonás tener que pedirle ayuda a sus hijas para que le indiquen si ya hirvió o no el agua dentro de una olla. En “Todo lo invisible” hay también una serie de descubrimientos personales o íntimos que fácilmente podrían generar empatía.

Jonás (Ari Brickman) debe descubrir otra vez el mundo tras quedar invidente. (Captura de pantalla)
Jonás (Ari Brickman) debe descubrir otra vez el mundo tras quedar invidente. (Captura de pantalla)

Tras el accidente descrito, Jonás busca como sea ganarle una millonaria demanda al fabricante del automóvil que “falló” y le quitó la capacidad para ver. En ese camino se reencuentra con su viejo amigo Saúl (José María de Tavira), un abogado que tiene en común con él haber mantenido una vieja relación sentimental con Amanda. Aquí pues surge (o resurge) un triángulo amoroso que –a lo largo de más de la mitad de la cinta—expondrá lo bueno y lo malo de un matrimonio contemporáneo.

Aunque inicialmente Jonás no desconfía de Saúl, el paso de las horas, los días y un par de hechos, motiva a que sus miedos afloren. Aquí decide romper en seco su relación con Amanda y dejar el hogar. Separados entonces, él y ella experimentan cómo sería su vida el uno sin el otro. ¿Hasta qué punto uno es capaz de dejar su “vida establecida” y perderlo todo solo por una escena de celos? ¿Es hoy más fácil tomar la decisión de divorciarse de lo que fue para nuestros padres?

Claro que “Todo lo invisible” no es tampoco una película de dos, o de tres (si contamos al ‘picaflor’ Saúl). Este drama también incluye las familias de Amanda y la de Jonás. La primera intrascendente para el análisis, y la segunda llena de pequeñas “puertas” que el espectador irá descubriendo con el paso de los minutos.

Escena de "Todo lo invisible".
Escena de "Todo lo invisible".

Técnicamente vale decir que las inseguridades del protagonista invidente vienen acompañadas por una especie de alucinaciones que, curiosamente, se dan solo cuando las luces de cualquier espacio donde se encuentre están apagadas. Aunque en un inicio Jonás parece sobrellevarlas, en varios momentos de la historia luce vencido ante su recurrencia. Desde su natural terquedad, el personaje rechaza ayuda psicológica. En el fondo, al reconocer quiénes aparecen en cada ‘alucinación’, cree tener todo bajo control.

En el debate sobre si hoy los “grandes temas” de la literatura, el cine y otras artes han quedado atrás para dar paso a un interés por lo cotidiano, “Todo lo invisible” encaja perfectamente porque es una inmersión en aquellas pequeñeces que nos atormentan en nuestro día a día. Desde un tipo que --aunque sabe que su esposa se casó con él por amor, no puede evitar sentir miedo de que esta lo deje pues hoy es un discapacitado visual grave--, hasta una mujer que, a solas en su dormitorio decide ver las fotos de su apuesto ex enamorado. Son cada uno de estos momentos los que nos recuerdan que la humanidad está lejos de ser comprendida en su totalidad, aunque cada vez se publiquen más libros de autoayuda y se estrenen más películas románticas.

Bárbara Mori en "Todo lo invisible".
Bárbara Mori en "Todo lo invisible".

LA FICHA:

Título original: “Todo lo invisible”.

Sinopsis: La ceguera repentina generada por un accidente deja a Jonás totalmente fuera de juego. Las circunstancias lo llevarán a descubrir otros caminos, hasta ahora insospechados, para poder seguir adelante.

Plataforma: Amazon Prime Video.

Duración: 100 minutos

Clasificación: +16.

Calificación: ★★★.

SIGUE A SALTAR INTRO EN INSTAGRAM:

VIDEO RELACIONADO:

Tráiler de "Spider-man: No Way Home".
Tráiler de "Spider-man: No Way Home".

TE PUEDE INTERESAR...