Yerson Collave García

Los cadáveres de aves marinas yacen en medio de manchas negras en la playa. Algunos animales moribundos llegan a la orilla; pocos se salvarán y otros quedarán ciegos o morirán envenenados. Muchos tendrán que ser sacrificados para evitarles una muerte dolorosa y lenta. Ese es el efecto inmediato en una parte de la fauna marina de las playas de Ventanilla afectadas por el derrame de petróleo de la refinería La Pampilla S.A.A., de la multinacional Repsol YPF S.A.

Pero los derrames de petróleo no terminan con la limpieza de la zona visiblemente afectada. Aún es temprano para conocer los verdaderos daños sobre la fauna y flora; sin embargo -de acuerdo con los expertos consultados por este Diario- pueden durar muchos años. El área impactada por 6.000 barriles de petróleo llega, según OEFA, a 1′739.000 metros cuadrados.

LEE TAMBIÉN: Derrame de petróleo: “Ningún eslabón de la cadena alimenticia se salva de daños”

¿Cuáles serán las secuelas ambientales y sociales del que ha sido calificado como el “peor desastre ecológico ocurrido en Lima en los últimos tiempos”? ¿Cuál es el daño que no vemos?

“Estos [daños] pueden durar décadas. Puede variar mucho, de caso en caso, pero si recordamos lo que ocurrió en Estados Unidos hace más de 10 años [derrame de petróleo en el Golfo de México], todavía se ven efectos en los animales y en el medio. No quiero ser pesimista, pero por los antecedentes, sabemos que no tenemos uno de los mejores registros en el cuidado del medio ambiente en el país. Espero que este no sea el caso”, lamenta la Dr. Joanna Alfaro-Shigueto, bióloga experta en biodiversidad marina, investigadora y directora de Pro Delphinus.

LEE TAMBIÉN: Los mayores derrames de petróleo de la historia

En el país, entre los años 1997 y 2021, se contabilizan 1.002 derrames de petróleo, según le dicen a El Comercio Aymara León y Mario Zúñiga, autores del informe de Oxfam y la Coordinadora Nacional de Derechos Humanos, ”, quienes publicarán una actualización de este reporte difundido en 2020.

“[El derrame de Ventanilla] no es un hecho aislado, se dan desde hace años en el país y una de las principales problemáticas es la remediación [del daño causado]”, señalan.

El daño que no es visible

Derrame de petróleo en Ventanilla contamina la zona y causa la muerte de especies. (Foto: Sernanp)
Derrame de petróleo en Ventanilla contamina la zona y causa la muerte de especies. (Foto: Sernanp)

Los derrames de petróleo suelen ocurrir en las operaciones de carga y descarga de petróleo en los puertos. Cuando entra en contacto con el mar, este líquido no se mezcla con el agua y se expande sobre la superficie, formando una capa cada vez más grande y delgada. El petróleo tiene materiales volátiles (que se evaporan) y algunos de ellos son solubles en agua.

“Se estima que, en el transcurso de una hora y media, 1 m3 de petróleo puede llegar a formar una mancha de 100 metros de diámetro y 0,1 mm de espesor. Una gran parte del petróleo (sobre el 60%) se evapora. El petróleo evaporado es descompuesto por foto-oxidación en la atmósfera. Del crudo que queda en el agua, una parte sufre foto-oxidación, otra parte se disuelve en el agua (esto es lo más peligroso), y lo que queda forma una gelatina de agua y aceite que se convierte en bolas de alquitrán densas, semisólidas, con aspecto asfáltico”, explica el Dr. José Celis Hidalgo en un artículo Efectos de los derrames de petróleo sobre los hábitats marinos.

Así, el petróleo no solo afectará lo que podemos llegar a ver, la playa, sino también el fondo marino y perturbará el modo en que interactúan las especies con su entorno:

“Los derrames afectan diferentes niveles: primero, el superficial, que es el que nosotros podemos ver (playa y superficie del agua); luego está el nivel medio, que es la columna de agua debajo de la capa de petróleo; y también está el fondo marino, que es lo que no llegamos a ver, y estos lugares son los más difíciles de limpiar, de restaurar, y también es el daño más peligroso porque se perturba toda la composición química del mar, el funcionamiento del ecosistema se ve afectado en un nivel más profundo, porque va a cambiar la salinidad, el pH…”, detalla Joanna Alfaro, investigadora de la Universidad Científica del Sur.

El proceso en el mar tras un derrame de hidrocarburos. (Itof/Directemar)
El proceso en el mar tras un derrame de hidrocarburos. (Itof/Directemar)

Y mantener la composición química del agua es fundamental porque existe un delicado equilibrio que permite que las especies puedan vivir en la zona. Si cambia, la vida se puede tornar insostenible en el lugar afectado.

“Se ha violado un derecho los animales, que es vivir bajo condiciones normales. En este caso, cuando los animales han sido muy perturbados, cuando sus plumas se han llenado de petróleo, cuando los alimentos que han ingerido están contaminados, cuando tienen heridas por quemaduras del petróleo o han sufrido mucho por el estrés de un derrame, en algunos casos lo que se tiene que hacer es aplicar la eutanasia, luego de determinar si el animal podrá o no sobrevivir, lo que es muy triste, pero es el paso al que tenemos que llegar para evitar que tengan una muerte lenta”, añade.

El derrame de petróleo del último fin de semana ha dañado dos áreas protegidas: la Reserva Nacional Sistema de Islas, Islotes y Puntas Guaneras y la Zona Reservada Ancón.

La remediación ambiental

El nivel del daño ambiental causado en los ecosistemas marinos dependerá de diversos factores, como la cantidad de petróleo, su tipo [crudo, en este caso], la época del año en que se da, la temperatura y las corrientes oceánicas. Por ello, apuntan los especialistas, es fundamental que el equipo de respuesta frente al derrame sea multidisciplinario, desde biólogos marinos, veterinarios, ingenieros ambientales hasta sociólogos y antropólogos, ya que los efectos no solo serán en el ecosistema, sino también sobre las personas que viven en la zona o realizan actividades de subsistencia en ella, como los pescadores artesanales.

Aymara León y Mario Zúñiga aclaran que el problema no termina con la limpieza del petróleo de la zona visiblemente afectada. Luego de ello se debe dar paso a la remediación, que se refiere al conjunto de actividades cuyo objetivo es acercarse al estado anterior de las cosas. Es decir, procurar -en el mayor grado posible- resarcir el daño generado. “En caso no lo haga de inmediato la empresa, lo debe asumir de oficio el Estado porque se necesita una respuesta inmediata para evitar que se siga expandiendo el daño. Los procesos judiciales deben verse de manera paralela”, afirman.

“La mayoría de los ecosistemas marinos expuestos a grandes cantidades de petróleo crudo requieren unos tres años para su recuperación. Sin embargo, los ecosistemas marinos contaminados por petróleo refinado, en especial en los estuarios, requieren de 10 años o más para su recuperación. El derrame de petróleo causado por la embarcación Barge Florida en Cabo Cod, en 1969, mostró trazas de petróleo en los sedimentos marinos y en tejidos de algunos animales marinos 20 años después de ocurrido el accidente”, el veterinario de la Universidad de Concepción José Celis Hidalgo.

Vista de los trabajos realizados este miércoles 19 de enero en la playa Cavero, en Ventanilla. Sobran las palabras | Foto: Jorge Cerdan / @photo.gec
Vista de los trabajos realizados este miércoles 19 de enero en la playa Cavero, en Ventanilla. Sobran las palabras | Foto: Jorge Cerdan / @photo.gec

Al ser un material natural, el petróleo puede ser degradado por las bacterias, pero este proceso es lento, por lo que la intervención humana es clave para acortar tiempos, afirman los expertos.

En su comunicado inicial, la empresa Repsol afirmó realizar acciones para “devolver a su estado original la zona”. ¿Es posible?

“Se podría tratar de hacer, pero lo que muchas veces no tenemos es la información sobre cuál era el estado original de la zona. Pero sí se debe limpiar y eliminar todo rastro de petróleo, no solo a nivel externo, lo que logran ver nuestros ojos, sino también en el medio de la columna del agua, que son partes que no vemos. Hay algunos casos en los que se puede llegar a las mejores condiciones, tal vez no a las originales, porque ya hubo un daño a niveles profundos”, remarca la Dr. Joanna Alfaro.

VIDEO RELACIONADO

El derrame de petróleo visto desde un Drone
Al quinto día de ocurrido el desastre ecológico, el daño abarca las playas de Bahía Blanca, Costa Azul y Cavero, en el distrito de Ventanilla y sigue extendiéndose por el litoral.

TE PUEDE INTERESAR:


Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más