(Illustration: NASA/JPL-Caltech)
(Illustration: NASA/JPL-Caltech)
Redacción EC

Un grupo de investigadores de la Universidad de Lund, en Suecia, han determinado que se formó cuatro veces más lejos del Sol que su órbita actual y luego migró miles de años hasta la ubicación donde se encuentra ahora, según una investigación publicada en la revista

"Esta es la primera vez que tenemos pruebas de que Júpiter se formó muy lejos del Sol y luego migró a su órbita actual. Encontramos evidencia de la migración en los asteroides troyanos que orbitan cerca de Júpiter", explica en un Simona Pirani, astrónomo y autora principal del estudio.



Con esta nueva teoría, se podrá entender cómo el gigante gaseoso se condicionó el resto de planetas del Sistema Solar, entre ellos la Tierra, por su gran tamaño y atracción gravitatoria.

Gracias a simulaciones avanzadas por computadora, los investigadores hallaron que Júpiter viajó por el espacio por 700.000 años hasta su órbita actual.

Este viaje inició hace 4.500 millones de años, cuando acababa de formarse y tenía un tamaño similar al de la Tierra.

Para llegar a esta conclusión, los astrónomos usaron a los llamados asteroides troyanos, aquellos que acompañan a un planeta en su órbita. Se dividen en dos grupos: uno muy numeroso se coloca al frente del planeta y otro, con muchos menos, se ubica detrás del planeta. Fue esta la clave para descubrir la "migración" de Júpiter.

Los autores afirman que la asimetría actual en la distribución de los asteroides troyanos solo se explica si Júpiter se formó cuatro veces más lejos que ahora, pues la gravedad del planeta atrajo más troyanos delante que detrás.

Además, los científicos creen que Saturno y los helados Urano y Neptuno podrían haber migrado de manera similar.

Síguenos en Twitter...