General view of the Inca citadel of Machu Picchu in Cuzco, Peru, 23th June 2007. Machu Picchu is among the leading contenders to be the new seven wonders of the world. The seven winners will be announced July 7th, 2007 in Lisbon, Portugal.





AFP PHOTO/Eitan ABRAMOVICH
General view of the Inca citadel of Machu Picchu in Cuzco, Peru, 23th June 2007. Machu Picchu is among the leading contenders to be the new seven wonders of the world. The seven winners will be announced July 7th, 2007 in Lisbon, Portugal. AFP PHOTO/Eitan ABRAMOVICH
Redacción EC

La ciudadela de Machu Picchu es varias décadas más antigua de lo que se pensaba, según un nuevo estudio dirigido por el arqueólogo de la universidad de Yale Richard Burger.

MIRA: Chankillo | ¿Qué función tenía la observación astronómica en el antiguo Perú?

Burger e investigadores de varias instituciones estadounidenses utilizaron espectrometría de masas con acelerador (AMS), una forma avanzada de datación por radiocarbono, para fechar restos humanos recuperados a principios del siglo XX en el complejo monumental y antigua emplazamiento del emperador Inca Pachacutec, ubicado en la cara oriental del famoso sitio inca del siglo XV en el sur de Perú.

Sus hallazgos, publicados en la , revelan que Machu Picchu estuvo en uso desde aproximadamente el 1420 d.C. hasta el 1530 d.C., terminando alrededor de la época de la conquista española, lo que hace que el sitio sea al menos 20 años más antiguo de lo que sugiere el registro histórico aceptado y plantea preguntas sobre nuestra comprensión de la cronología inca.

MIRA: Científicos descubren que las pinturas más antiguas del mundo fueron hechas por neandertales

Fuentes históricas que datan de la invasión española del Imperio inca indican que Pachacutec tomó el poder en 1438 d.C. y posteriormente conquistó el valle bajo de Urubamba donde se encuentra Machu Picchu. Con base en esos registros, los eruditos han estimado que el sitio fue construido después de 1440 d.C., y quizás hasta en 1450 d.C., dependiendo de cuánto tiempo le tomó al gobernante someter la región y construir el palacio de piedra.

Las pruebas de AMS indican que la línea de tiempo histórica es inexacta. “Hasta ahora, las estimaciones de la antigüedad de Machu Picchu y la duración de su ocupación se basaban en relatos históricos contradictorios escritos por españoles en el período posterior a la conquista española”, dijo Burger, profesor de antropología en la Facultad de Artes y Ciencias de Yale. “Este es el primer estudio basado en evidencia científica que proporciona una estimación de la fundación de Machu Picchu y la duración de su ocupación, lo que nos da una imagen más clara de los orígenes y la historia del sitio”.

MIRA: Hace 180 años se habló por primera vez de los dinosaurios
Turistas.  Alrededor de 50,000  que han llegado este año han comprado el boleto turístico del Cusco. (Foto: AFP)
Turistas. Alrededor de 50,000 que han llegado este año han comprado el boleto turístico del Cusco. (Foto: AFP)

Si bien los autores reconocen “limitaciones” en el estudio, aseguran que la evidencia documental disponible no es confiable.

El hallazgo sugiere que Pachacutec, cuyo reinado puso a los incas en el camino para convertirse en el imperio más grande y poderoso de la América precolombina, ganó poder y comenzó sus conquistas décadas antes de lo que indican las fuentes textuales. Como tal, tiene implicaciones para la comprensión más amplia de la gente de la historia inca, dijo Burger.

“Los resultados sugieren que la discusión sobre el desarrollo del Imperio inca basado principalmente en registros coloniales necesita revisión”, dijo en un comunicado. “Los métodos modernos de radiocarbono proporcionan una mejor base que los registros históricos para comprender la cronología inca”.

La técnica AMS puede datar huesos y dientes que contienen incluso pequeñas cantidades de material orgánico, ampliando el conjunto de restos adecuados para el análisis científico. Para este estudio, los investigadores lo utilizaron para analizar muestras humanas de 26 individuos que fueron recuperados de cuatro cementerios en Machu Picchu en 1912 durante las excavaciones dirigidas por el profesor de Yale Hiram Bingham III, quien había “redescubierto” el sitio el año anterior.

Los huesos y dientes utilizados en el análisis probablemente pertenecían a sirvientes, o asistentes, que fueron asignados a la propiedad real, afirma el estudio. Los restos muestran poca evidencia de participación en trabajos físicos pesados, como la construcción, lo que significa que probablemente eran del período en que el sitio funcionaba como un palacio de campo, no cuando se estaba construyendo, dijeron los investigadores.

Los cuerpos fueron enterrados bajo rocas, acantilados colgantes o cuevas poco profundas, sellados con paredes de mampostería, detalla el estudio. También había ajuar funerario como cerámica y alfileres para mantones de bronce y plata.

El 30 de noviembre de 2010, la Universidad de Yale y el gobierno peruano llegaron a un acuerdo para la devolución al Perú de los materiales arqueológicos que Bingham excavó en Machu Picchu. El 11 de febrero de 2011, Yale firmó un convenio con la Universidad Nacional de San Antonio Abad del Cusco estableciendo el Centro Internacional para el Estudio de Machu Picchu y la Cultura Inca, que se dedica a la exhibición, conservación y estudio de las colecciones arqueológicas. de las excavaciones de Bingham de 1912. Todos los restos humanos y otros materiales arqueológicos de Machu Picchu han sido posteriormente devueltos a Cusco, la antigua capital del Imperio inca, donde se conservan en el Museo Machu Picchu.

Con información de Europa Press y CNN

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

VIDEO RELACIONADO

Machu Picchu: Camino Inca reabre sus puertas tras un año y medio de permanecer cerrado

TE PUEDE INTERESAR:

Síguenos en Twitter...

TAGS RELACIONADOS