Ilustración de 'WASP-121b' (Imagen: NASA, ESA, J. OLMSTED STSCL)
Ilustración de 'WASP-121b' (Imagen: NASA, ESA, J. OLMSTED STSCL)
Redacción EC

Un equipo de investigadores estadounidenses ha descubierto un extraño que expulsa metales pesados, de acuerdo a un estudio publicado en la revista

El hallazgo, hecho con datos del telescopio espacial Hubble de la NASA, muestra que este extraño mundo, ubicado a 900 años luz de la Tierra, arroja gas de magnesio y hierro.

[]
[]

"Este planeta es un prototipo de 'Júpiter ultracaliente'. Estos planetas están tan fuertemente irradiados por sus estrellas anfitrionas que son casi como las estrellas mismas", dijo a Europa Press Drake Deming, de la Universidad de Maryland y coautor del estudio.

Se trata de la primera evidencia conocida de este tipo de emisiones en un planeta del tamaño de Júpiter situado muy cerca de su estrella, apuntan los autores.

El exoplaneta, conocido como WASP-121b, es tan caliente que tiene una forma ovalada. Comúnmente, estos planetas gigantes son capaces de condensar elementos más pesados ​​como el magnesio y el hierro en sus nubes debido a que no alcanzan altar temperaturas, pero este no es el caso de WASP-121b, que se encuentra muy cerca de su estrella, por lo que su atmósfera superior alcanza los 2538 grados centígrados.

El trabajo detalla que la temperatura en la atmósfera superior de WASP-121b es cerca de 10 veces mayor que la de cualquier atmósfera planetaria conocida. Estas mediciones se hicieron en otros planetas antes, pero solo en la atmósfera inferior, explica David Sing de la Universidad Johns Hopkins, autor principal.

La temperatura tan elevada se explicaría porque la luz ultravioleta de su estrella -más brillante y caliente que el Sol- calienta la atmósfera superior. El gas de magnesio y hierro contribuirían a este incremento.

"El planeta está tan cerca de su estrella que está a punto de ser destrozado por la gravedad de este Sol. Esta distancia significa que el planeta tiene forma de balón de fútbol americano debido a las fuerzas de marea gravitacionales, afirma Sing.

Para analizar este raro mundo, los investigadores usaron el espectrógrafo de imágenes del Hubble para detectar las firmas espectrales de magnesio y hierro en la luz estelar de WASP-121 cuando el planeta pasaba frente a ella.

"En el caso de WASP-121b, el gas de hidrógeno y helio está saliendo, casi como un río, y está arrastrando estos metales con ellos. Es un mecanismo muy eficiente para la pérdida de masa", añade Sing.

"Los 'Júpiter calientes' tan cerca de su estrella anfitriona son muy raros. Los que están así de calientes son aún más raros aún", concluye Deming.

Síguenos en Twitter: