Redacción EC

Los Ángeles. (AP). Ingenieros de la insistieron en que una prueba hecha a un vehículo que esperan usar en algún día alcanzó la mayoría de sus objetivos, a pesar de que un paracaídas quedó prácticamente deshecho al momento de abrirse.

En una conferencia de prensa, los ingenieros expusieron lo que han aprendido en seis semanas desde que se realizó la prueba de 150 millones de dólares a un vehículo que está diseñado para llevar aeronaves —y a la larga astronautas— a salvo a Marte. 

(El video muestra el despegue de la nave y la ruptura del paracaídas)

Los ingenieros dijeron que alcanzaron el principal objetivo: hacer que una nave espacial con forma de se eleve a 57.900 metros sobre la Tierra a más de cuatro veces la bajo condiciones de prueba que igualan la atmósfera marciana. "El vehículo hizo un trabajo increíble al alcanzar la velocidad y altitud correctas", dijo Ian Clark, principal investigador en el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA.

(Foto: Reuters)

Cuando la sonda se preparaba para regresar a la Tierra, un tubo con forma de dona alrededor de ella se abrió como un pez globo, creando una resistencia atmosférica que desaceleró drásticamente la velocidad Mach 4.3, una tarea que en semanas de análisis ha mostrado desempeñar hermosamente, dijo la agencia espacial.

En los dos experimentos planeados para el próximo año, la NASA tratará de idear cómo desplegar adecuadamente el paracaídas, el cual inmediatamente se rasgó y enredó al salir.