(Foto: AP)
(Foto: AP)
Diego Suárez Bosleman

Puede que nunca haya escuchado su nombre. Sin embargo, su trabajo cambió la forma de entender el cosmos. El astrónomo chileno Mario Hamuy, como parte del proyecto Calán Tololo, desarrolló un método preciso para medir las distancias de las galaxias, el cual luego fue empleado para descubrir que el universo se expande cada vez más rápido. El reconocido científico estuvo recientemente en el país para presentar sus últimas publicaciones de divulgación científica en la Feria Internacional del Libro (FIL).



— ¿El universo es como un ente vivo?

Gracias al trabajo de Edwin Hubble, Georges Lemaître y Vesto Slipher se estableció en la década de 1920 que las galaxias se alejan entre sí; es decir, no hay un centro del universo. Eso es lo que denominamos expansión del universo. No es estático. Es un ente dinámico.

— ¿Cómo se puede medir ese avance?

Esa expansión se puede fechar. Por ejemplo, si sales de Lima a Ica a 100 kilómetros por hora en auto y avanzaste 50 kilómetros, quiere decir que saliste hace media hora. Lo mismo puedes hacer con las galaxias. Si tú mides sus velocidades y distancias, puedes deducir cuándo esas dos galaxias estuvieron juntas. Eso lo puedes aplicar a cualquier galaxia que nos rodea, y siempre llegarás a la misma respuesta: todo estuvo junto hace 13.800 millones de años, cuando ocurrió el ‘big bang’. Pero había una incógnita: ¿está frenando? Pues si le creemos a Albert Einstein, y a que las galaxias se atraen entre sí, el universo debería estar frenando.

— Es ahí donde su trabajo entra a tallar.

Como parte del proyecto Calán Tololo, establecimos el método más preciso para medir las distancias de las galaxias a través de la luz de las supernovas [explosiones de estrellas]. Los científicos Saul Perlmutter y Brian P. Schmidt se aventuraron a buscar supernovas lejanas y aplicaron la técnica del Calán Tololo para demostrar en 1998 que el ritmo de expansión del universo en el pasado era más lento que el actual. En otras palabras, en vez de frenarse, se acelera. Sin querer queriendo, terminamos desafiando al mismo Einstein. Este hallazgo llevó a que dichos científicos [junto a Adam G. Riess] ganaran el Premio Nobel de Física 2011. Por lo tanto, en este momento el universo se expande más rápido que hace una hora.

— Si el universo se expande cada vez más rápido y las galaxias se alejan, ¿no será más difícil observarlas luego?

Exacto. Las galaxias que hoy día vemos alejarse de nosotros, en el futuro se van a alejar más rápido. Va a llegar un momento en que esas galaxias se van a alejar más rápido que la velocidad de la luz. Esto quiere decir que la luz de esas galaxias, que trata de llegar a nosotros, no lo hará, porque la separación entre nosotros y aquellas galaxias va aumentando más rápido de lo que la luz puede avanzar hacia nosotros. Por lo tanto, esas galaxias van a desaparecer de nuestro alcance.

(Infografía: Raúl Rodríguez)
(Infografía: Raúl Rodríguez)

— ¿Es entonces el universo infinito?

Hoy en día, la información que disponemos muestra que el universo, hasta donde somos capaces de observar, que no es todo, no tiene curvatura apreciable; es decir, es plano como la superficie de una mesa. Eso sugiere que el universo, incluso más allá del horizonte que podemos ver, sigue, continúa, pero no tenemos acceso a esa parte. Así que en el fondo es muy difícil responder si es finito o no porque estamos limitados a una muestra pequeña.

— ¿Actualmente a qué se está dedicando?

En marzo del 2016, recibí un llamado telefónico de la presidenta Michelle Bachelet y me pidió que asumiese el cargo del presidente de la Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica (Conicyt). Acepté. Me pidió también que trabajara con un equipo de personas del gobierno para diseñar un proyecto de ley para la creación de un Ministerio de Ciencia en Chile. Entre marzo del 2016 hasta octubre del 2018, estuve abocado a labores de política pública. Esa responsabilidad me alejó completamente de la academia.

(Foto: Archivo personal)
(Foto: Archivo personal)

— ¿Es necesario que un país tenga un Ministerio de Ciencia?

Depende de la realidad institucional y legal de un país, de su marco jurídico e historia. En el caso de Chile, los mismos investigadores en el 2015 fueron a protestar al Palacio de la Moneda para exigir la creación del Ministerio de Ciencia. Se evaluó y aceptó el proyecto. Y es que, de acuerdo a la manera que se organiza Chile, si tú no estás sentado en el consejo de gabinete del presidente, es muy difícil que tengas una voz política.

Síguenos en Twitter...