El metaverso "conformará la base de las experiencias del entretenimiento de aquí en adelante", dijo Sony. (Foto: Difusión)
El metaverso "conformará la base de las experiencias del entretenimiento de aquí en adelante", dijo Sony. (Foto: Difusión)
Agencia EFE

La multinacional japonesa de tecnología y entretenimiento Sony dijo este miércoles que planea explorar las posibilidades del metaverso, la inteligencia artificial y el motor como parte de su estrategia para continuar creciendo.

Así lo señaló la empresa con sede en Tokio en la presentación de su nuevo plan estratégico para el ejercicio fiscal de 2022, que comenzó el pasado 1 de abril y se prolongará hasta marzo de 2023.

El metaverso “conformará la base de las experiencias del entretenimiento de aquí en adelante”, dijo Sony en un comunicado, en el que explicó que buscará explorar su potencial uso en su ya sólido negocio de videojuegos, las actuaciones musicales en directo y en experiencias deportivas, en el marco de su alianza con el Manchester City Football Club.

Sony está fortaleciendo sus iniciativas para crear nuevas experiencias de entretenimiento en directo”, dijo en el texto la empresa, que abordará nuevos proyectos en este sentido en adelante.

Otro de los negocios en los que Sony ha decidido embarcarse es el de la automoción.

Sony, que anunció el pasado enero que crearía una nueva unidad de negocio de vehículos eléctricos mientras explora la posibilidad de comercializar sus hasta ahora prototipos, dijo que se encuentra actualmente negociando con Honda Motor para empezar a vender los vehículos desarrollados bajo su alianza a partir de 2025.

Además de su inmersión en nuevos sectores, la empresa japonesa dijo que seguirá potenciando sus hasta ahora buques insignia, sus ramas de videojuegos, música y películas, que han experimentado un crecimiento continuo desde 2013.

En el ejercicio de 2021, que concluyó el pasado 31 de marzo, las ventas de estos tres segmentos superaron por primera vez el 50 % de las de todo el grupo, y el beneficio operativo de las ramas representaron dos tercios del total, según reveló.

Sony ha desembolsado más de un billón de yenes (unos 7.360 millones de euros) en inversiones para fortalecer su propiedad intelectual (IP) y sus estrategias de venta directas al consumidor (DTC) en estos sectores, una dirección que espera mantener.

En su negocio de videojuegos, la que más peso tiene en sus cuentas, el grupo nipón seguirá invirtiendo en sus IPs y fortalecerá su colectivo de estudios de desarrollo PlayStation Studios, como hizo con el acuerdo de compra en febrero del estadounidense Bungie.

La tecnológica espera que este negocio crezca más apoyado por las ventas de su consola más reciente, PlayStation 5 (PS5), de las que aspira a comercializar más de 18 millones de unidades en 2022.

También buscará ampliar el grueso de sus usuarios. Con más de 100 millones de cuentas activas hasta marzo de 2022, Sony pretende ampliarlos a través de nuevas iniciativas y de sus reestructuradas suscripciones “online”, que antes del cambio facturaron 1,8 billones de yenes (13.260 millones de euros) en ventas el pasado ejercicio. EFE

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más