Redacción EC

usó su cuenta de para compartir las secuelas del polémico tratamiento de belleza al que se sometiera años atrás y que puso en riesgo su vida.

En el video se puede ver a la artista mexicana jugando con su perro en la piscina, pero lo que llama la atención de los seguidores de 'Ale' son las cicatrices en su derrier. Las marcas son producto de la extracción de metacrilato, una sustancia que usó para aumentarse los glúteos.

Tras la publicación, muchos seguidores de Alejandra Guzmán en Instagram han aplaudido su fuerza y valentía para seguir adelante, mientras otros criticaron su aspecto.

La artista mexicana superó el problema de salud con meses de tratamiento y varios procedimientos quirúrgicos, que en varias ocasiones pusieron su vida en peligro.

Hasta donde se conoce, Alejandra Guzmán se sometió a más de tres operaciones para extraer el peligroso material de sus glúteos.