Algunos de los consejos para tomar en cuenta si se viaja con niños pequeños son: reservar con anticipación, no olvidar las mediciones y realizar paradas. Foto: Shutterstock
Algunos de los consejos para tomar en cuenta si se viaja con niños pequeños son: reservar con anticipación, no olvidar las mediciones y realizar paradas. Foto: Shutterstock
Redacción EC

A pocos días de celebrar el , algunas familias planean celebrar en casa y otras prefieren realizar un corto . Respecto a la segunda opción, cuando las mamás tienen pequeños se puede volver todo una locura, ya que se requiere de cierta planificación para que toda la familia pueda disfrutar con tranquilidad.

Al viajar con niños pequeños se debe de tener en cuenta una serie de medidas, aquí te contamos algunas de ellas.

Prepararse para las condiciones climáticas

Antes de realizar un viaje es importante saber la temporada para así llevar ropa de acuerdo al clima y no olvidar ningún detalle. Esto evitará que no compres nada a última hora y que el pequeño pueda disfrutar sin ningún inconveniente.

Reservar con anticipación

Si viajas con niños pequeños no debe ser un viaje improvisado, ya que pueden surgir diversos problemas, entre ellos, que no hayan hoteles disponibles. Por ello, es importante reservar con meses de anticipación, porque no será agradable ver a tu pequeño aburrido y cansado.

No olvidar las medicinas

Los cambios bruscos del clima puede causar en los pequeños mareos o vómitos. Ante ello, se debe tener en la maleta algunas pastillas o bolsas para evitar dichos malestares. También, llevar un botiquín de primeros auxilios.

Realizar paradas

Si es un viaje en avión procurar que no sean vuelos de tramos muy largos. En caso de que viajes por carretera es importante realizar paradas para que el niño pueda estirar las piernas, ir al baño y conocer más de cerca el paisaje.

Viajar de noche

Salir de noche es una excelente opción, pues los niños podrán descansar varias horas en la madrugada y despertar durante la mañana en el destino. Es importante llevar almohadas y cobijas para que se sientan más cómodos.

No seguir un itinerario estricto

¡Lo más importante es seguir el ritmo del niño! No es bueno recorrer los destinos planeados al pie de la letra, porque los pequeños se aburren fácilmente si algo no es de su agrado. Ellos necesitan correr por áreas verdes, tomar su siesta cuando lo necesiten y realizar las actividades que más les guste.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más