Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en Actitud Viù

Mujeres extraordinarias

Macarena Arribas, un trazo propio al aprender y educar

Es creadora de un centro de coaching académico y emocional, le apasiona tanto estudiar como enseñar y su meta es hacer que sus alumnos sean cada día más felices.

Macarena Arribas

(Foto: Jaime Gianella / El Comercio)

(Foto: El Comercio)

Cuando Macarena iba al colegio aprendió que el esfuerzo no siempre basta para resolver un problema. Como alumna era comprometida y perseverante, pero aun así fallaba en matemáticas. “Tengo unos recuerdos de terror, de que trataba y trataba y no me salía. Mi abuela me preguntaba qué quería por mi santo y yo decía clases de matemáticas. Hasta que le agarré el truco. Sé lo que es la frustración en un curso”.

La experiencia la llevó a desarrollar un método de aprendizaje propio, que le facilitó resolver cálculos y, también, atravesar todos sus estudios con mayor facilidad. Incluso, hasta graduarse primera de la carrera de Comunicación y Publicidad en la Universidad Peruana de Ciencias Aplicadas. “Mi política era: lo hago esforzándome al 200% o no entrego mi trabajo final”, reconoce. El esfuerzo unido al autoconocimiento sí dio buenos resultados.

▷ La creatividad tiene voz femenina: conoce a Sol Oreña y Marité Cánepa

▷ Mónica Martínez, una mente brillante

Esa fórmula, tan flexible y personal como alumnos existen, es la que Macarena enseña en MAB, un centro de coaching académico y emocional creado hace cinco años al que acuden entre 800 y 1000 alumnos al año, de primaria y secundaria, para recibir tutorías personalizadas. “Hoy, los chicos se ven rodeados por una educación
de masas, demasiado exigente, que no necesariamente da los recursos para que esa exigencia fluya de manera dinámica y de bienestar al niño. A todos se les exige seguir una misma ruta para llegar a la meta. Lo que yo planteo es que la exigencia está bien pero que hay mil caminos para llegar a esos resultados”. Explorar la propia forma de aprendizaje, entonces, es lo que importa en MAB: con eso se va a vivir toda la vida.

Para llegar a la Enseñanza -con mayúscula-, Macarena también hizo su propio camino. En vez de estudiar Educación, la opción más común cuando la vocación es la enseñanza, decidió seguir Comunicación, una carrera que ella consideraba mucho más abierta e innovadora. Allí adquirió las herramientas para crear un espacio y una metodología de estudio alejada de la que imparten las escuelas tradicionales. “Definitivamente, mi carrera como comunicadora fue la columna vertebral para que yo tuviera las agallas de lanzarme y planificar algo que fuera diferente”. A ese punto de partida le sumó estudios en neuroeducación, inteligencia emocional y liderazgo educativo.

Hoy, junto con un equipo de más de 200 tutores que enseñan en MAB, busca empoderar a niños y jóvenes a través de la motivación, la autoestima y la seguridad. “Formamos un contexto donde los chicos se sienten cómodos y contentos de venir a aprender, porque hablan con alguien chévere que ha pasado por lo mismo y que es cercano a él en edad. Nuestra propuesta es ofrecer tutores que realmente los entiendan a nivel emocional y que se adapten a su propio método de estudio y aprendizaje, entonces el chico se siente comprendido”. Asisten desde los primeros de la clase para investigar en profundidad un tema que les interesa, hasta los que están por reprobar un curso para reforzar un tema. También quienes buscan terapias, coaching o evaluaciones de inteligencia emocional.

Desde hace un año, además, lleva mensualmente los mismos talleres artísticos que imparten en MAB al Hogar de las Bienaventuranzas, un albergue en Villa María del Triunfo donde viven más de 150 personas que el padre Omar Buenaventura ha recogido de la extrema pobreza, con enfermedades y habilidades diferentes. “Con esto realmente completamos la educación integral. El proyecto logra concientizar a alumnos, tutores y amigos sobre todas las situaciones diferentes que hay en nuestro país y de lo afortunados que somos de tener lo que tenemos. Aprenden a ser mucho más sensibles y a estar al tanto de estas realidades que están a la vuelta de la esquina y que muchas veces no tenemos idea de que están ahí”.

¿Quién es Macarena Arribas Berckemeyer?
Tiene 26 años y hace más de 13 dio su primera clase de apoyo escolar a su primo. Mamá de Lucas de 8 meses. Fundó y dirige MAB desde hace 5 años (www.mablovers.com). Estudió Publicidad y Comunicación en la UPC. Diplomada en Neuroeducación, por Cerebrum. Máster en Education Leadership, en la Walden University. Certificada en Inteligencia Emocional, por la Organización Internacional Six Seconds.

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos
Ir a portada