De amigos a amantes: ¿un desenlace perfecto o un desastre?
De amigos a amantes: ¿un desenlace perfecto o un desastre?
Redacción EC

Sandra Yépez Ríos

Se dice que un hombre y una mujer no pueden ser solo amigos. Según los expertos, es perfectamente natural tener una amistad que no esté marcada por la atracción física; aunque todas conocemos al menos un caso de amigos que han acabado enamorándose.  Tras una cena juntos en Beverly Hills, Quentin Tarantino y Uma Thurman fueron sorprendidos por las cámaras, en medio de un beso bastante más apasionado de lo que se esperaría de un inocente par de amigos.

Un beso que ha tardado veinte años en llegar. Tarantino siempre ha declarado su fascinación por la actriz y ambos han compartido una relación de trabajo y afecto. Pero, ¿será que este par de amigos ha decidido llevar su relación a las ligas mayores? El asunto sigue siendo un rumor; sin embargo, no sería la primera vez que una buena amistad se ve asaltada por la flecha de Cupido.

Convertir a tu mejor amigo en el amor de tu vida puede ser el desenlace más natural de una amistad llena de cariño y confianza; sin embargo, también es posible que termine en un desastre que te deje «sin pan ni pedazo».

Si, como hizo Uma Thurman, tú también empiezas a mirar a ese amigo especial con ojos de amor, es probable que te consuma la duda:  ¿estoy a punto de ganar un gran amor o perder un buen amigo? En ese caso, estos consejos tal vez ayudarán a aclarar tu mente:

Sondea el terreno y habla claro

Nada peor que bailar ritmos diferentes, así es que asegúrate de que aquellas mariposas que han empezado a habitar en tu estómago, también habitan en el suyo. Consulta amigos en común e intenta identificar si hay algún signo de celos cuando le hablas de otro. Prueba a pasar unos días separados y fíjate si él parece extrañarte y de qué modo. Si todas las pistas te dan la razón, no tengas miedo de hablar con franqueza.

¿Un amigo con derechos o el amor de tu vida?

Se llevan de maravilla, se gastan bromas y se dan consejos. Pero un buen día ocurre un beso, o uno amanece en la cama del otro, aunque al día siguiente la relación vuelve a ser la de cualquier par de amigos. Quizá te ahorres desilusiones futuras si identificas desde el inicio si el tuyo es solo un o un potencial amor a largo plazo.

Líbrate de los colados (un tiempo)

Si está claro que los dos quieren comenzar una relación, pero sus citas siguen teniendo dos o tres  actores extras, entonces es hora de librarse de los colados. No se trata de separarse de su grupo de amigos, pero ahora que son una pareja es importante valorar su intimidad.