Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal

Más en Consultorio

Ignorar la salud dental animal puede ser fatal

Una oportuna atención podría evitar complicaciones en tu mascota como pérdida del diente, daño óseo y enfermedades sistémicas

Por Andrea Carrión / WUF

Cómo olvidar la carita de Keyla; graciosa, peluda, alegre y escasa de dientes frontales. Parte de la gracia era verla con su lengua afuera todo el tiempo, no solo cuando estaba acalorada, sino más bien porque no tenía dentadura que la frenara.

Vianey Luna, su dueña, había hecho de todo por salvarle sus dientes, pero era demasiado tarde. Decidió adoptarla tras encontrarla solita deambulando por las calles y no se fijó en su raza mixta ni en los problemas de salud que podía traer, solo le importó llevarla a casa, previo paso por el veterinario. Fue ahí donde se enteró de lo importante que es cuidar la salud dental de las mascotas.

Así como sucede con los humanos, la dentadura de nuestras mascotas también necesita de cuidados. Lamentablemente ésta no recibe la atención que merece.

Según el portal digital PetMD, los veterinarios suelen vacunar y desparasitar animales constantemente, pero las mascotas rara vez son llevadas al consultorio por un tema dental. Y cuando el especialista le muestra al propietario serias acumulaciones de sarro, dientes flojos y encías infectadas, las respuestas más comunes son “Bueno, parece que su aliento está más fuerte que antes”, “no lo había notado” o “a su edad ya no hay nada que se pueda hacer”.

De acuerdo con Jesús Chanamé Parraguez, docente de la carrera de Medicina Veterinaria y Zootecnia de la Universidad Científica del Sur, “entre los males bucales que atacan a los perros y gatos, el más común es la enfermedad periodontal, que empieza con la acumulación de bacterias, y la gingivitis, ambas casi imperceptibles”.

La odontología en medicina veterinaria ha evolucionado rápidamente y viene incorporándose en la atención primaria en perros y gatos. Esta práctica ilustra de manera clara la importancia de la salud preventiva en animales. El especialista recomienda llevarlos desde cachorros a una consulta general que incluya examen de cavidad oral.

“A temprana edad el médico veterinario identificará detalles para prevención e indicará aspectos importantes como la dieta de la mascota y así evitar la acumulación de sarro y placa”, señala Chanamé, quien considera que en esta etapa también se detectará problemas en el desarrollo de los dientes como las malformaciones dentarias.

Se recomienda hacer un control periódico de los cambios en la dentadura de animales jóvenes y estar atentos a algunas alteraciones como olor, sangrado, salivación y movimientos al comer o beber. Una oportuna atención veterinaria podría evitar graves complicaciones como pérdida del diente, daño óseo o enfermedades sistémicas, incluso la muerte.

De acuerdo con PetMD, “las toxinas de la enfermedad periodontal son absorbidas por el torrente sanguíneo del animal. Ya que el hígado, los riñones y el cerebro son responsables por filtrar la sangre, puede darse el caso de pequeñas infecciones, lo que puede derivar en daños permanentes de órganos o una falla tal que cause la muerte”.

La buena noticia es que la enfermedad periodontal es completamente tratable y con el cuidado oportuno y adecuado, tanto del especialista como del propietario, la mascota se puede recuperar sin problemas.

Una de las medidas de prevención más comunes es cepillarle los dientes a tu mascota. Para ello se recomienda empezar a hacerlo desde que son cachorros. Para hacerlo, es bueno esperar a que el animal esté tranquilo (después de haber hecho ejercicio, por ejemplo), usar pasta dental para perros o gatos, preferir alimento seco y ofrecerle huesos y juguetes que al masticarlos los ayude a fortalecer y limpiar sus dientes.

En caso sea necesario, es muy importante realizarle una profilaxis dental, es decir, una limpieza profunda. Ésta debe ser realizada por un especialista, quien aplicará anestesia pues cualquier movimiento que haga el animal durante la intervención puede causar lesiones severas.

Chanamé pide tener en cuenta que por la naturaleza propia del animal, éste puede resultar un “reservorio de bacterias” implicadas en enfermedades de humanos, por tanto, se debe tener mucho cuidado con la higiene cuando se manipula o se tiene contacto con la saliva de nuestros perros y gatos.

CUÁNDO LLEVARLO AL VETERINARIO

Independientemente de si le cepillas los dientes a tu perro o no, se debe observar el interior de su boca todas las semanas. Si ve alguno de estos signos de problemas dentales, llévalo al veterinario inmediatamente

-Excesivo mal aliento.

-Cambios de hábitos al comer y masticar.

-Depresión

-Salivación excesiva.

-Dientes desalineados o faltantes.

-Dientes descoloridos, rotos o partidos.

-Encías enrojecidas, inflamadas, doloridas o sangrantes.

-Incrustaciones de sarro amarillento a lo largo del borde de la encía.

-Bultos o pólipos dentro de la boca.

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ
Ir a portada