Si se adopta con responsabilidad, un perro puede ser un gran compañero para tu familia. (Foto: R.D. Smith para Unsplash)
Si se adopta con responsabilidad, un perro puede ser un gran compañero para tu familia. (Foto: R.D. Smith para Unsplash)
María Alejandra López

Aunque muchas personas tuvieron que pasar la cuarentena completamente solas, algunas se animaron a hacerse compañía con una mascota. Y es que muchos vieron el aislamiento social como la oportunidad ideal para adoptar un perro o un gato.

Rex es uno de los Wuf que consiguió adoptante durante esta pandemia. (Foto: WUF)
Rex es uno de los Wuf que consiguió adoptante durante esta pandemia. (Foto: WUF)

Como revelamos en una nota de , albergues y rescatistas de perros y gatos registraron un aumento significativo en adopciones durante la cuarentena. Incluso, parece que la tendencia fue global. Según un , del 15 de marzo al 15 de abril de 2020, las adopciones en aumentaron en un 122% en comparación a semanas anteriores.

Otra razón por la que se popularizaron las adopciones, según la periodista especializada en estilo de vida Ronda Kaysen, es que las mascotas les devolvieron a muchas personas la sensación de tener una rutina.

Según Ronda Kaysen, una mascota es una compañía real que brinda un equilibrio a la interacción virtual durante la pandemia. (Foto: Gabriel Arriaga)
Según Ronda Kaysen, una mascota es una compañía real que brinda un equilibrio a la interacción virtual durante la pandemia. (Foto: Gabriel Arriaga)

“Puede que nuestra rutina se haya perdido, pero los perros aún necesitan ser paseados, alimentados, limpiados y cuidados. El horario de una mascota nos saca de la cama y tal vez incluso nos saca el pijama y nos saca a la calle a tomar un poco de aire fresco”, afirma Kaysen en el New York Times.

¿Niños en casa?

Sin clases presenciales y pocos momentos para jugar con otros niños, la llegada de una mascota a casa también se ha presentado como una alternativa para mantener a los niños acompañados y entretenidos en esta coyuntura.

Sin embargo, es importante recalcar que, aunque una mascota sí puede brindarle compañía a un niño, adoptar es una decisión que debe evaluarse con suma responsabilidad porque involucra el cuidado de un ser vivo por el resto de sus días.

Lucas paseando a su Wuf, Maya, durante esta pandemia. (Foto: WUF)
Lucas paseando a su Wuf, Maya, durante esta pandemia. (Foto: WUF)

Existen situaciones en las que a una mascota le cuesta acostumbrarse a su nuevo hogar e, incluso, estar cerca a niños. Por eso, es importante tener paciencia durante todo el proceso por el bien del animal.

A propósito de la adopción con niños en casa, conversamos con la psicóloga Alejandra Ibarra.

Durante la pandemia ha aumentado la cantidad de adoptantes y una de las razones es porque muchas personas buscan compañía para sus hijos. ¿Qué deberían tener en cuenta los padres de familia antes de adoptar?

Los padres de familia deben tener en cuenta que el nuevo integrante de la familia es un ser vivo que tiene necesidades básicas que deben cumplirse como una alimentación adecuada, paseos diarios y cuidados veterinarios. También deben contar con tiempo para cuidarlo y mucha paciencia para educarlo.

Aunque muchos padres están tomando la iniciativa de adoptar una mascota para que acompañe a sus hijos, es importante que sepan que la responsabilidad recae en ellos al ser los adultos de la casa. Ellos deben asegurarse de que el animal esté en buen estado y de monitorear el vínculo con sus hijos. El nuevo integrante de la familia también necesita de muchos cuidados y paciencia para adaptarse a su nuevo hogar.

Según Alejandra Ibarra, no existe una edad adecuada para que un niño o una niña puedan tener una mascota, ya que el vínculo puede generarse de forma positiva a cualquier edad. (Foto: Freepik)
Según Alejandra Ibarra, no existe una edad adecuada para que un niño o una niña puedan tener una mascota, ya que el vínculo puede generarse de forma positiva a cualquier edad. (Foto: Freepik)

¿De qué forma una mascota puede influir de forma positiva en la vida de un niño en esta coyuntura?

En la cuarentena, muchos niños perdieron el contacto con la naturaleza, con sus compañeros de clases, amigos, familiares y su entorno. La llegada de una mascota a casa no solo les transmite valores como la empatía y la responsabilidad, sino también les permite formar un vínculo afectivo. También está demostrado que la presencia de un animal disminuye los niveles de estrés y de ansiedad.

Además, una mascota en casa beneficia a todos: las mascotas nos sacan de la rutina y vuelven nuestros días más espontáneos por lo que todos los integrantes de casa podrán verse beneficiados de su compañía.

Hoy en día, que los niños no pueden socializar con muchas personas de su edad, ¿un perro podría influir positivamente en sus habilidades sociales?

Las mascotas pueden influir en el desarrollo de la empatía porque los niños reconocen al animal como un otro, adquieren habilidades de comunicación no verbal y se sienten responsables de cuidar del animalito. De esta manera, logran formar un vínculo afectivo con el animal.

En la interacción también aprenden a regular su conducta, a poner sus propios límites y reconocer los de la mascota. En algunos casos, las mascotas también son percibidas como apoyo emocional ya que incrementan la seguridad y confianza en uno mismo. Por esta razón, los niños se sienten más seguros en compañía de su compañero de cuatro patas.

Alejandra Ibarra es miembro del equipo de Psicología y Terapia asistida con Animales - Perros de Asistencia de Bocalán Perú. (Foto: cortesía de Alejandra Ibarra)
Alejandra Ibarra es miembro del equipo de Psicología y Terapia asistida con Animales - Perros de Asistencia de Bocalán Perú. (Foto: cortesía de Alejandra Ibarra)

¿Cuál es la mejor edad para que un niño tenga una mascota?

Considero que no existe una edad adecuada para que un niño o una niña puedan tener una mascota. Siempre he creído que, aunque los niños nos den el empujón para adoptar, los adultos somos quienes asumimos esa responsabilidad y debemos ser quienes monitoreen el contacto entre los niños y las mascotas.

Los más pequeños pueden ser más curiosos y por ello es importante acompañarlos en su interacción con los animalitos, guiarlos y enseñarles a respetar a su mascota. Poco a poco, los niños podrán ir asumiendo algunas responsabilidades, pero siempre bajo la supervisión de un adulto responsable.