26 de marzo del 2017 °C
Papá digital

Adiós a las agendas y cuadernos de control, bienvenidas las apps

Adiós a las agendas y cuadernos de control, bienvenidas las apps

Empezaron las clases y tras el primer dolor de cabeza por las cada vez más largas listas de útiles, comprar uniformes, organizar los presupuestos para movilidad y loncheras, ahora toca empezar a despegarse de las almohadas más temprano, correr con el desayuno y untarse de optimismo para salir a lidiar con el caótico tráfico limeño. Todo eso por la mañana, pero por la tarde, ya conoces como es el diálogo de todo padre: “¿Hijooo, tienes tareas?” La cara de duda eterna que ponen ante la pregunta, sólo puede significar dos cosas: o no lo recuerda, o no la anotó en la agenda, (ese cuadernito que nunca revisas y sólo firmas apurado) que es casi lo mismo. Es el momento en donde tu humor cambia, digo. Pero qué sucedería si te llegara una notificación a tu teléfono con un texto que diga: -“Hoy su hijo lleva tarea de matemáticas” Seguir leyendo...

Si fuiste víctima de ataques en Facebook, denúncialos.

Si fuiste víctima de ataques en Facebook, denúncialos.

Recuerdo aquella ventana ubicada en la parte alta del muro, al final del patio de mi casa y que le pertenecía a mi vecina, la señora “China”. En ese tiempo, yo tendría siete u ocho años. Pero, ¿qué de particular tenía aquella ventanita? El muro de la discordia: Como creo que le puede haber sucedido alguna vez en su vida a muchos, la vecina de la noche a la mañana pasó de ser comadre e íntima de mi madre, a convertirse en una encarnizada adversaria. A partir de esa ruptura, la ventanita no sólo dejaba pasar la luz y ventilación, por ella también empezaron a transitar criollos mensajes, con insultos sazonados de ajos y cebollas: críticas, indirectas, sarcasmos y hasta pistas musicales, que hacían referencia al sin sabor entre las ex amigas. Terribles momentos de mi niñez por culpa de la bendita ventana. Seguir leyendo...

¿El streaming de internet terminará con el cable?

¿El streaming de internet terminará con el cable?

Según el diario The Wall Street Journal, para el 2018 el 21% de los estadounidenses no pagarán por los servicios de televisión por cable, la señal digital (utilizando antena) y los cada día mejores programas que brinda internet en vivo y en directo (que ahora se conoce como “video streaming” se están apoderando del público televidente. Esta tendencia, ya no sólo afecta a los Estados Unidos, sino a muchos países en el mundo. Uno de los factores es que los servicios de cable se demoraron mucho en cambiar sus modelos de negocio y además porque el trajín diario no nos deja tiempo para estar frente a la caja boba. Los padres compran servicios de cable “para que los chicos se entretengan”, pero la verdad es que ellos prefieren cada día más estar pegados a sus dispositivos disfrutando de sus programas favoritos. ¿Sucederá esto en el Perú? Seguir leyendo...

Los nuevos ídolos de tus hijos se llaman “Youtubers”

Los nuevos ídolos de tus hijos se llaman “Youtubers”

Se han convertido en la sensación de internet con programas que transmiten vía YouTube: divierten con sus ocurrencias, muestran sus experiencias con los videojuegos, exponen sus opiniones en diversos temas de coyuntura y hasta comparten consejos de belleza. Tal vez tu hijo ya se sumó a esos millones de seguidores, que están a la espera de cada publicación que comparten periódicamente estos nuevos reyes del ciberespacio. Pero, ¿Tienes alguna idea de los contenidos que publican? ¿Tienen en cuenta los filtros de protección al menor, que tu hijo necesita? Seguir leyendo...

Los padres toman el control (Control parental)

Los padres toman el control (Control parental)

A los 14 años, mientras mis amigos jugaban en la calle hasta media noche, yo tenía que estar en casa antes de las 10. A esa hora veía la silueta de mi padre, vestido de bividí blanco, asomarse por la ventana levantando el brazo indicándome el fin del horario con un certero: “¡pasa!”. Recuerdo la rabia me daba tener que guardarme tan temprano. ¿Qué querían conseguir? Tal vez, simplemente querían decirme que todo en exceso es malo y así protegerme de algunos peligros. Son 35 años después cuando me doy cuenta que la figura no cambió, que también estamos vigilantes con nuestros hijos, atentos con la cantidad de horas que le brindan a sus pasatiempos, que ahora se trasladaron de la calle a internet. Entonces ¿cómo lograr una supervisión sin que los chicos de la casa te terminen odiando? Ahora entiendo a mi viejo. Seguir leyendo...