Domingo, 24 de diciembre de 2006
Un año muy bien sazonado


Más promoción internacional, nuevos restaurantes en Lima y la visita de personalidades del campo gastronómico dieron el toque especial a un año en que la cocina peruana siguió creciendo



Por Catherine Contreras y María Elena Peschiera

El 2006 casi se ha ido, pero nos deja el sabor del éxito. Aquel que han construido a lo largo de estos meses chefs, equipos de cocina e instituciones (privadas y públicas), decididos a promocionar de la mejor manera nuestra cultura culinaria dentro y fuera de nuestro país.

El año empezó con buen pie con la participación peruana en la cuarta versión de la Cumbre Gastronómica Madrid Fusión. El chef Gastón Acurio mostró a una audiencia de grandes chefs nuestros sabores más tradicionales, mientras que el piscólogo Johnny Schuler y los chefs Toshiro Konishi y Carmen Delgado, de La Gorda, se encargaron de dar a degustar nuestros más característicos tragos y platos en el stand instalado por la Comisión de Promoción del Turismo (Prom-Perú), entidad que este año reforzó acertadamente el trabajo iniciado el 2005, sin que el cambio de gobierno haya sido un impedimento para ello.

Esta labor se vio reflejada en numerosos festivales gastronómicos organizados fuera de nuestras fronteras. Beijing, Londres, Bruselas, Tokio, Sao Paulo, Orlando (Florida), Amsterdam, Santiago de Chile y Roma fueron algunas de las muchas ciudades donde nuestra cocina brilló y motivó excelentes comentarios entre los comensales.

La publicación, en mayo, del monumental libro "Perú, mucho gusto", editado por el área de Publicaciones y Multimedios de El Comerio por encargo de Prom-Perú, sirvió para reforzar el lanzamiento de la marca del mismo nombre.

Esta importante publicación --que hace unos días fue declarada finalista de la categoría Mejor del Mundo del concurso Gourmand World Cookbook Awards 2006-- formó parte de un decidido impulso editorial, emprendido por esta casa editora y por otras muchas empresas, que editaron títulos como "Fresca pasión" y "Pasión por la pasta", de Sandra y Ugo Plevisani, respectivamente; o "Primicias de cocina peruana", de Rodolfo Hinostroza, declarado finalista del premio al mejor libro gastronómico del año 2005 por la Academia Española de Gastronomía y la Cofradía de la Buena Mesa.

Otra publicación que recibió una distinción especial fue "Cuentos para la hora de comer", de Maritza Bravo Mejía, que se llevó el Gourmand World Cookbook Awards 2005 en la categoría Mejor Libro de Cocina para Niños y Familia.

Más distinciones llegaron directamente a chefs y gastrónomos. Una de ellas fue otorgada por el Ministerio de Educación durante el gobierno del ex presidente Alejandro Toledo, que entregó el premio Manka a Teresa Izquierdo, Humberto Sato, Cucho La Rosa, Pedro Miguel Schiaffino, Gastón Acurio, Mariella Balbi, Isabel Álvarez, Rosario Olivas Weston, Bernardo Roca Rey, Raúl Vargas, Fernando Cabieses y Johan Leuridan.

Carta nueva

Los comensales tuvieron nuevas opciones a lo largo de todo este año. Restaurantes nuevos se han presentado este año como alternativas interesantes para los amantes del buen comer.

El chef Rafael Piqueras abrió Fusión en San Isidro, y junto con él muchos más: Bravo Restobar, Hanzo, Cala, Maximiliano, el Café del Museo Larco, La Fonda, Donde Luis, Chala, Tabla, Las Brasas y El Ancla de Marilú Madueño y vio la luz la hoy creciente cadena de sandwicherías Pasquale Hnos.

Y no solo los nuevos destacaron, los que se mantienen celebraron su tradición: el Valentino celebró sus 25 años y El Suizo una larga trayectoria de 75 años.

También fue un año para reforzar la internacionalización de chefs como Rafael Osterling, Gastón Acurio, Pedro Miguel Schiaffino, Toshiro Konishi y Emilio Peschiera (radicado en Chile), así como restaurantes como Osaka en Buenos Aires, Astrid & Gastón y La Mar.

EN LA MIRA DE LOS GRANDES
Toda la promoción realizada internacionalmente va dando sus frutos. Gracias a la difusión de nuestra cocina en todo el mundo, este año chefs y críticos gastronómicos dirigieron su atención a nuestro país.

No solo nos visitaron gourmets dispuestos a experimentar las delicias del naciente turismo gastronómico en la capital y en el interior del país. También estuvieron por aquí críticos de la talla de Ignacio Medina y Esmeralda Capel, presentador y fundadora de Madrid Fusión, respectivamente. Ambos fueron invitados por Prom-Perú como parte de un equipo de periodistas españoles que se encargaron de contar su experiencia gastronómica en su país.

Coincidió con ellos la visita del célebre chef español Juan Mari Arzak, padre de la nueva cocina vasca, quien tuvo la oportunidad de conocer a fondo nuestras muchas propuestas culinarias, las cocinas regionales y las de autor, guiado por el chef Gastón Acurio.

Meses antes estuvo también en Lima Vittorio Castellani, más conocido como chef Kumalé, crítico gastronómico y organizador del Festival Girotonno en Turín, al que por segundo año consecutivo asistieron los celebrados Pedro Miguel Schiaffino y Toshiro Konishi.

También vinieron al Perú Thierry Demanche, director de la Escuela Superior de Cocina Francesa Gregoire Ferrandi e impulsor de la llamada cocina molecular que fundó Hervé This; además de Georg J. Riedel, actual presidente de Riedel Glass Works, quien presentó en Palacio de Gobierno la nueva copa de pisco Riedel.

Este es un breve repaso a un año importante. Definitivamente, mucho más se cocinó en Lima y en el interior del país, e incluso fuera de nuestras fronteras, donde el Perú se hace cada vez más conocido por uno de sus mayores tesoros: su cultura culinaria, basada en un pasado milenario y reforzada hoy con la creatividad de sus grandes chefs.





¿En su calidad de profesor en colegio está usted de acuerdo en participar en la evaluación el próximo 8 de enero?
4 Deje su mensaje


Copyright Empresa Editora El Comercio S.A.
Derechos reservados
Contáctenos

Edición impresa