Módulos Temas Día
Módulos Tomas de Canal
puraaventura

Expedición en kayak por el lago Titicaca

El lago Titicaca y sus alrededores son lugares enigmáticos y llenos de historia y misterio. Muchos expedicionarios han hecho kayak o navegado en este espejo de agua y también han montado bicicleta en zonas cercanas buscando lograr un desafío o simplemente para apreciar paisajes maravillosos.

El lago Titicaca y sus alrededores son lugares enigmáticos y llenos de historia y misterio. Muchos expedicionarios han hecho kayak o navegado en este espejo de agua y también han montado bicicleta en zonas cercanas buscando lograr un desafío o simplemente para apreciar paisajes maravillosos.

S1640005.jpg

Hace un año Louis-Philippe Loncke, un explorador y aventurero belga que en el 2008 fue el primero en cruzar a pie el desierto de Simpson (Australia) y a quien le gusta mucho el kayak, comenzó a preparar su expedición al lago navegable más alto del mundo. Él quería hacer una travesía de ida y vuelta pero buscando información encontró artículos sobre la contaminación en el Titicaca, lo que lo motivó a hacer un viaje que incluyera investigación. La Expedicion Titikayak al mando de Louis-Philippe dio una vuelta completa al lago, dejando un valioso inventario fotográfico para crear conciencia de la importancia de proteger uno de los lugares más impresionantes del país.

LA EXPEDICIÓN
Puno es sin lugar a dudas uno de los destinos más atractivos del Perú y uno de los más interesantes en el continente. Pocas ciudades tienen la suerte de levantarse a orillas de una maravilla como el Titicaca. Aquí es donde se inicio la expedición un 17 de agosto, la misma que tuvo 38 días de interminables remadas de casi 1100 km.

El principal objetivo era explorar el lago como nunca antes se había hecho, remando muy cerca a la costa para documentar los puntos GPS y tomar fotos del paisaje del lago. Pero lo que no sabían los expedicionarios es que iban a enfrentarse a un clima muy frío.

Los viajeros tuvieron limitadas provisiones de alimentos y compraron más cuando era posible. El peruano Gadiel Sánchez, que vivió su primera experiencia en altura, perdió 4 kilos de peso en la primera semana, y Louis-Philippe perdió 12 kilos al final de la expedición. Por 4 semanas, cada mañana encontraban todo congelado. Ellos estaban preparados para las condiciones de la helada, pero no para una tan severa. Tenían que esperar hasta las 8 a.m. para que el sol saliera y calentara el ambiente.

TORMENTAS Y CONTROL MIGRATORIO DE FRONTERA
Al final de la primera semana, los exploradores estuvieron varados a causa de una tormenta que duró 2 días con grandes olas y relámpagos. Cuando esta empezó no pudieron llegar a la orilla porque estaban siguiendo un largo tramo de acantilados.

AVENTURA_11 - copia.jpg

Después de 10 días llegaron a la frontera con Bolivia y simplemente preguntaron si podían estampar su pasaporte, regresar al Perú y luego pasar unas horas remando con los kayaks a lo largo de la orilla. La policía no comprendió y empezó a sospechar, cuenta Louis Philippe. Los interrogaron por horas en la frontera porque la policía quería saber qué eran los kayaks y deseaban revisarlos para ver si en ellos se estaba transportado algo ilegal. Luego de 2 días de papeleo y espera interminable la policía boliviana se convirtió en amiga.

CIENCIA PARA UN LAGO EN PELIGRO
En el futuro, la orilla del Titicaca podría retroceder si no hay suficiente agua alimentando el lago y también si aumenta el nivel de evaporación. Ahora sabemos dónde se encuentra la orilla porque se han marado los puntos GPS. Además, se tomaron fotos. Se ha creado el primer inventario fotográfico -etiquetado geográficamente- de la orilla del lago, el cual se puede utilizar para comparar la evolución costera, de la misma manera en que lo hacemos hoy para monitorear el retroceso de los glaciares. Los primeros kilómetros del lago son muy superficiales, por lo que son más propensos a desaparecer.

S1930050.jpg

La planta de totora (junco) es a menudo una frontera infranqueable, como una selva en el agua. A veces era un laberinto que atrapaba a los exploradores hasta bien entrada la noche, y tenían que abrir camino para evitar pasar una noche en el kayak. “Sentía que estaba en un videojuego tratando de recoger los puntos GPS y las fotos de todos los posibles kilómetros de la costa. En la totora a menudo nos perdíamos por horas y a veces después del anochecer. Cuando no teníamos luz de la luna no podíamos ver absolutamente nada. Tardamos horas en ponernos a salvo en una orilla pantanosa donde acampamos”.

El lago está sujeto a una fuerte contaminación de los productos químicos de las industrias que envenenan el lago. La mayoría de las ciudades alrededor del Titicaca en el Perú y Bolivia no tienen plantas de tratamiento de agua o tienen alcantarillado insuficiente y todos los residuos fluyen directamente al lago o a través de arroyos o ríos. “Hemos creado conciencia sobre la contaminación por desechos plásticos. No tenían ni idea de que los residuos plásticos contaminaban el agua, y como consecuencia también los peces y el agua potable. Cómo en nuestros países, las botellas y bolsas de plástico están en todas partes en el agua. Esto tiene que parar, educando adecuadamente a la población sobre los daños causados por el plástico”, explica Louis-Philippe.

S1990032.jpg

Inversiones adecuadas en las plantas de purificación de agua y tecnología procedente de los países más ricos podrían ayudar a detener la contaminación antes de que se pierda la mayor fuente de agua dulce de América del Sur.

Louis-Philippe dice: “El día antes de salir nos dijeron que los vientos de agosto son los más impredecibles y sería duro, pero no esperábamos que hacer nuestro trabajo científico sería la parte más difícil, como llegar a la orilla con el kayak cuando estábamos cerca de un acantilado y de las rocas, ya que es peligroso porque las olas nos podían empujar. A mí me pasó una vez, una ola me levantó y me dejó en lo alto de las rocas. Si hubiera perdido mi equilibrio hubiera estado con mi cabeza en el agua y un kayak cargado de 60 kilogramos sobre mí. Me habría ahogado. Fue aterrador”.

Louis-Philippe Loncke es miembro del Club de Exploradores, un portador de la antorcha olímpica de Londres 2012 y embajador del Instituto Jane Goodall – Bélgica.

3.jpg

La expedición llevó la bandera 117 del Explorers Club y fue patrocinado por socios que otorgaron los equipos necesarios: kayaks alquilados de Edgar Adventures, lentes de sol de Julbo, energía solar por Powertraveller y los remos de carbono por Select Paddles, además del gran apoyo del South American Explorers a lo largo de la expedición.

MAYOR INFORMACIÓN
• Louis-Philippe Loncke: BelgianAdventurer@gmail.com
• Andrea Zúñiga: TitiKayak@gmail.com
• www.conandes.pe

Leer comentarios ()

SubirIr aúltimas noticiasIr a Somos

Mantente siempre informado y disfruta de cientos de beneficios exclusivos del CLUB EL COMERCIO

¡SÉ PARTE DEL CLUB EL COMERCIO!

SUSCRÍBETE AQUÍ