Nuria Vilanova es fundadora de ATREVIA y presidenta de Consejo Empresarial Alianza por Iberoamérica (CEAPI).
Nuria Vilanova es fundadora de ATREVIA y presidenta de Consejo Empresarial Alianza por Iberoamérica (CEAPI).
Redacción EC

Nuria Vilanova es fundadora de Atrevia y presidenta de Consejo Empresarial Alianza por Iberoamérica (CEAPI), asociación que agrupa a más de 190 presidentes de las mayores empresas iberoamericanas. Además, figura en diferentes ránkings como una de las TOP 100 mujeres en , de las 20 directivas líderes y de las 10 CEOs más influyentes en de España. Durante su visita al Perú, fue reconocida por la Cámara de Comercio de Lima.

— ¿Cómo fue su inicio en el mundo corporativo?

Me inicié en el mundo empresarial a la edad de 18 años en España. Siempre he sido una mujer emprendedora y me hacía mucha ilusión liderar proyectos atractivos. Y, con el paso del tiempo, fui creciendo y evolucionando. Junto a mi madre y socia, fundé a los 23 años Inforpress, hoy convertida en Atrevia, una de las mayores de comunicación y posicionamiento estratégico de , con amplia presencia en . Adicionalmente, desde 2017, tengo el honor de presidir el Consejo Empresarial Alianza por Iberoamérica (CEAPI). Una asociación que nació de la mano del entusiasmo de un grupo de empresarios que consideraron que era importante establecer un espacio de encuentro para fortalecer las relaciones empresariales e inversoras de Iberoamérica y acercar a los líderes de las compañías de ambos lados del Atlántico. Y que hoy reúne a más de 190 empresarios, presidentes de muchas de las corporaciones líderes iberoamericanas.

— ¿Cuál considera que fue la clave para alcanzar el éxito?

Siempre digo que el éxito es atreverse y lanzarse a hacer cosas teóricamente imposibles. Y emprender, con los retos que conlleva ser una mujer en el mundo empresarial, ha sido el resultado de liderazgo, disciplina y constancia. Donde muchos ven crisis y problemas, yo veo oportunidades. Por eso defiendo que la clave del éxito pasa por transformar las debilidades en fortalezas. Ser la presidenta de CEAPI me inspira constantemente, porque veo cómo todos los presidentes de compañías que pertenecen a nuestro consejo son líderes que tienen ideas fenomenales y que mantienen vivo ese interés por transformar y mejorar el mundo, por hacer más Iberoamérica.

— ¿Se ha visto expuesta a muchas dificultades para alcanzar el éxito?

Siempre los empresarios y las personas nos encontramos con dificultades en el camino, pero eso nos aporta grandes aprendizajes. Los últimos años han sido un gran reto y los empresarios hemos tenido que aprender a reinventarnos y a ver oportunidades para continuar evolucionando

— Se habla de la necesidad que tienen las nuevas generaciones de encontrar mujeres referencia en las que inspirarse ¿Cree que es un asunto educacional o cultural?

Por supuesto, creo firmemente en la educación como herramienta fundamental para combatir en primera línea ese fenómeno y lograr revertirlo en el futuro. No podemos seguir perpetuando estereotipos que no tienen ningún sentido en la sociedad que avanza y estoy convencida de que la llave para romper con la brecha de género en el ámbito profesional, pero también en la vida en general, comienza en la educación que recibimos cuando somos niños. Desde la podemos transformar nuestra cultura como sociedad, que sin duda es la raíz de este problema. Pero la educación es también el ejemplo que se ve en casa, en la empresa y en el entorno de amistades.

— ¿Cree que las empresas deben luchar a favor de la igualdad de género en su estrategia de comunicación? ¿A favor o en contra?

Estoy absolutamente a favor de que las empresas sean activistas en este asunto, como en todas las cuestiones relativas a la diversidad o la . Desde el mundo empresarial se puede hacer mucho para la transformación social y, desde luego, también en el caso de la situación de las mujeres. Cualquier empresa que desee seguir siendo relevante debe abanderar los valores que mueven a las personas y a las sociedades, deben incluir esos valores en el epicentro de sus estrategias. No es opcional.

— ¿Qué supone para la sociedad que una mujer lidere un gremio como el CEAPI?

Las mujeres, pese al gran avance profesional que hemos alcanzado en los últimos años y al alentador ejemplo que constituye la presencia de ejecutivas de gran relevancia, seguimos teniendo enormes obstáculos para romper el techo de cristal que nos dificulta acceder con naturalidad a puestos directivos o de relevancia. Por eso, estoy muy orgullosa de haber esquivado esa barrera que siguen aún hoy y lamentablemente imponiendo nuestras sociedades, y ser la presidenta de una asociación como CEAPI, en la que se reúnen los principales líderes empresariales de con la misión de aportar al desarrollo económico de la región.

Esto implica también trabajar por la entre mujeres y hombres, y labrar un camino que facilite y promueva el a las mujeres jóvenes que quieren introducirse en el sector empresarial de la región iberoamericana.

— ¿Cuál considera que es el mayor desafío de las mujeres en el mundo corporativo?

Mejorar la protección legal y los marcos normativos es esencial. Hoy en día, las mujeres seguimos sin ese respaldo a la hora de conseguir las mismas oportunidades y derechos económicos que los hombres. Es esencial labrar una que promueva la eliminación de las leyes, políticas y prácticas discriminatorias y la promoción de legislaciones, políticas y medidas que favorezcan la igualdad de género y el empoderamiento económico de las mujeres.

— En base a toda tu experiencia, ¿Qué características debe tener un proyecto para triunfar en tiempos de crisis en el sector de la comunicación?

Un proyecto, no solo de , sino de cualquier sector, triunfa gracias a los líderes que rigen y toman las riendas de éste. Y de su capacidad de comprometer y entusiasmar a sus colaboradores en el mismo. Sin la visión empresarial que aportan estos emprendedores sería imposible afrontar todos los obstáculos que se presentan durante crisis como la del , por ejemplo.




Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más