En el año de su centenario, Alianza Lima se proclamó campeón nacional. (Foto: GEC)
En el año de su centenario, Alianza Lima se proclamó campeón nacional. (Foto: GEC)
Kenyi Peña Andrade

Aunque todo comienzo de temporada siempre genera expectativa en el hincha, este se ha dado en una mayor dimensión en este inicio del 2020 con Alianza Lima. La gran cantidad de refuerzos de renombre que ha incorporado emociona en La Victoria. Además, el conjunto blanquiazul aparece en la Copa Libertadores en un grupo que, en teoría, es más accesible que en ediciones anteriores (jugará ahora contra Nacional, Racing de Avellaneda y Estudiantes de Mérida). Todo esto ha provocado que el fanático íntimo tenga la gran ilusión de salir campeón nacional y destacar, después de mucho tiempo, en el torneo continental. El arranque en el Torneo Apertura, con una derrota y un empate, no borra la esperanza de hacer una gran temporada.

FutbolistaPuestoProcedencia
Steven RivadeneyraArqueroMunicipal
Alberto RodríguezCentralUniversitario
Rubert QuijadaCentralCaracas de Venezuela
Carlos AscuesVolanteOrlando City de la MLS
Josepmir BallónVolanteUniversidad Concepción de Chile
Alexi GómezLateral/ExtremoMelgar
Luis AguiarVolanteSan Martín de Tucumán
Jean DezaExtremoUTC
Cristian ZúñigaDelanteroSan Francisco FC de Panamá
Sebastián Gonzales ZelaDelanteroSport Boys (cedido a la San Martín)
Luiz da SilvaDelanteroPor concretarse

Por la forma en que se han reforzado los íntimos, han sido catalogados como el nuevo ‘Dream Team’ del fútbol peruano. Sin embargo, no es la primera vez que se produce esta expectativa en el cuadro blanquiazul por haber armado un plantel de gran riqueza individual.

El primer superequipo

En aquel 2001, Alianza Lima se proclamó campeón nacional en el año de su centenario. (Foto: GEC)
En aquel 2001, Alianza Lima se proclamó campeón nacional en el año de su centenario. (Foto: GEC)

Los íntimos tuvieron una pésima campaña en el 2000. Acabaron octavos en una tabla de doce equipos. Por ello, la dirigencia blanquiazul decidió tirar la casa por la ventana para conseguir el título en el año de su centenario. Este logro, como se sabe, es algo que pocos equipos han sido capaces de concretar.

Por estas razones, en La Victoria se armó un gran equipo (también bautizado como ‘Dream Team’). Lo primero era contratar un técnico de jerarquía que pueda hacerse cargo del pesado plantel que pensaban armar. Por ello, se llamó al brasileño Paulo Autuori, quien ya tenía un nombre bien ganado tras ser campeón de la Copa Libertadores 1997 con Cruzeiro, nada menos que ganándole la final a Sporting Cristal.

Respecto a los jales, estos también sacudieron el mercado: los más emblemáticos fueron Marko Ciurlizza y Eduardo Esidio, ejes del tricampeonato de la ‘U’ (1998, 1999, 2000), estamparon su firma por el conjunto aliancista y dejaron con la boca abierta a los fanáticos cremas. Nunca será común que figuras de un determinado club pasen directamente al clásico rival. Curiosamente, aunque con distintos matices, es algo parecido a lo que ha sucedido en la actualidad con el polémico traspaso de Alberto Rodríguez desde Ate.

Esidio fue figura en el tricampeonato de Universitario y, al año siguiente, se vistió de blanquiazul. (Foto: GEC)
Esidio fue figura en el tricampeonato de Universitario y, al año siguiente, se vistió de blanquiazul. (Foto: GEC)

Además, luego de grandes gestiones por parte de la directiva aliancista, se dieron los regresos de Waldir Sáenz y José Soto. El goleador histórico de los victorianos jugaba en Unión de Santa Fe de Argentina y el defensor lo hacía en el Celaya del fútbol mexicano. En el presente, los blanquaizules buscan repetir la misma fórmula ganadora al repatriar a Carlos Ascues y a Jospemir Ballón, mientras esperan cerrar con Beto da Silva. Sin embargo, su figura acabó siendo el brasileño Palinha, de paso intrascendente por Sporting Cristal en el 2000.

Los íntimos ganaron el Apertura con Autuori venciendo a los rimenses en un partido extra por 2-1. El técnico brasileño dejó el equipo por diferencias con la directiva aliancista, que no pudo solventar la campaña en la segunda parte del año y tuvieron un pésimo Clausura (décimo puesto) bajo la dirección de Iván Brzic y luego con el español Bernabé Herráez. Para fortuna blanquiazul, llegaron a acceder a la gran final para enfrentar a Cienciano del Cusco porque fueron campeones en el primer torneo del año. En el duelo de ida, en Matute, Alianza hizo respetar la casa y venció 3-2. Ya en la segunda final, tras el triunfo por la mínima del cuadro cusqueño, se produjo la recordada definición por penales en el estadio Garcilaso de la Vega. Los blanquiazules se impuseron 4-2 y fueron campeones en el año de su Centenario. Los hinchas esperan que, una vez más, el esfuerzo económico de la directiva se vea reflejado en un nuevo título nacional.

Plantel 2001Puesto
Marco FloresArquero
George ForsythArquero
Gustavo RoveranoArquero
Kohji AparicioDefensor
Ernesto ArakakiDefensor
Wencesleao FernándezDefensor
Cristiano GrottoDefensor
Miguel HuertasDefensor
Guillermo SalasDefensor
José SotoDefensor
Alexis UbillúsDefensor
Juan Carlos BazalarVolante
Marko CiurlizzaVolante
Rafael GallardoVolante
Luis HernándezVolante
Paulo HinostrozaVolante
Jorge Ferreira da Silva PalinhaVolante
Henry QuinterosVolante
Walter ReyesVolante
Ryan SalazarVolante
Roger SerranoVolante
Eduardo EsidioDelantero
Roberto FarfánDelantero
Roberto HolsenDelantero
Waldir SáenzDelantero

Una historia infeliz

Gustavo Barros Schelotto fue una de los jales 'estrella' que tuvo Alianza Lima en el 2005. (Foto: GEC)
Gustavo Barros Schelotto fue una de los jales 'estrella' que tuvo Alianza Lima en el 2005. (Foto: GEC)

La otra cara de la moneda fue lo que ocurrió en el 2005. Tras conseguir el bicampeonato 2003-2004, la directiva de Alianza Lima hizo grandes contrataciones que parecían encaminarla al tricampeonato. Se contrató al técnico argentino Rubén Darío Insúa, quien tres años antes había ganado la primera edición de la Copa Sudamericana con San Lorenzo de Almagro.

Plantel 2005Puesto
Juan Pablo BegazoArquero
Leao ButrónArquero
Juan GoyonecheArquero
Pedro AparicioDefensor
Ernesto ArakakiDefensor
Juan FarfánDefensor
Carlos FernándezDefensor
Wenceslao FernandezDefensor
Iván FuriosDefensor
Renzo ReañosDefensor
Jeickson ReyesDefensor
Guillermo SalasDefensor
José SotoDefensor
Alexis UbillusDefensor
Walter ÁvalosVolante
Gustavo Barros SchelottoVolante
Marko CiurlizzaVolante
Rinaldo CruzadoVolante
Juan JayoVolante
Aldo OlceseVolante
Ronald QuinterosVolante
Víctor ReyesVolante
Alexander SánchezVolante
Óscar VílchezVolante
Junior VizaVolante
Oswaldo MackenzieVolante
Saulo AponteDelantero
Rodrigo AstudilloDelantero
Germán CartyDelantero
Jesús ChávezDelantero
Johan FanoDelantero
Juan Gonzales VigilDelantero
Juan Carlos PortillaDelantero
Waldir SáenzDelantero
Wilmer AguirreDelantero

Un entrenador top no solo para el fútbol peruano en ese momento, sino en todo Sudamérica. Insúa no llegó solo, con él arribaron los argentinos Rodrigo Astudillo (uno de los goleadores del San Lorenzo campeón del 2002), el defensor Iván Furios y el volante Gustavo Barros Schelotto (hermano del multicampeón con Boca Juniors Guillermo Barros Schelotto). Además del colombiano Oswaldo Mackenzie, quien llegaba para ser el conductor de Alianza Lima y, el día de su presentación, aseguró que su juego tenía similitud con el de César Cueto.

El desenlace fue terrorífico. Ninguno de los refuerzos marcó la diferencia. Casi todos se fueron a mitad de año por bajo rendimiento y Alianza terminó peleando casi en los últimos lugares. Como dicta un viejo refrán en el mundo del fútbol, un gran plantel no necesariamente te asegura tener un buen equipo.

El inicio de la temporada 2020 no ha sido el esperado para Alianza de Pablo Bengoechea. En el debut, en un Matute lleno, fue Alianza Universidad el que dio el gran golpe al vencer 3-2, y el último domingo en Trujillo no pudo superar al Carlos A. Mannucci. “No me quedan dudas de que estaremos en las finales”, comentó el estratega uruguayo. Con el ‘Dream Team’ que armó Alianza este año, el objetivo no puede ser otro.

TE PUEDE INTERESAR

MÁS VIDEOS