CRÓNICA: La despedida de España fue un 3-0 sin festejos

ELKIN SOTELO C.

Pocas veces una goleada en un mundial no despierta euforia en el país ganador. Le ha pasado hoy a España, que en su condición de campeón mundial vigente, tiene que regresar a su país eliminado en primera ronda y apenas con el tibio consuelo de

Ya sin presión, el equipo de se reencontró con su personalidad de juego y casi no dejó que los australianos toquen el balón. La posesión de la pelota, que por estos días es una teoría devaluada a la luz de los resultados en , sirvió a la perfección a la 'Furia' para reivindicar su estilo.

El primer gol fue un autohomenaje que se hizo . Un pase profundo a a Juanfran y el centro para el 'Guaje' que se adornó para un golazo memorable, de taco a los 35'.

No había otro equipo en el terreno además de España. Fue una disputa moderada por el triunfo y el siguiente gol llegó por Fernando Torres a los 68', también con espléndido pase de Iniesta. El 'Niño' pisó el área y con un toque sutil la colocó al segundo palo del golero Rhyan.

Mata remató a los 82' y así permaneció el tablero hasta el pitazo final. España tomará un avión y aunque la despedida haya sido digna, muchos consideran que para el conglomerado de estrellas que trajeron al mundial, 3 puntos es poco. Casi nada para un campeón.