• Top 5: análisis de los mejores jugadores del Chelsea-PSG  - 1
    1/5

    Top 5: análisis de los mejores jugadores del Chelsea-PSG - 1

  • Top 5: análisis de los mejores jugadores del Chelsea-PSG  - 3
    2/5

    Top 5: análisis de los mejores jugadores del Chelsea-PSG - 3

  • Top 5: análisis de los mejores jugadores del Chelsea-PSG  - 2
    3/5

    Top 5: análisis de los mejores jugadores del Chelsea-PSG - 2

  • Top 5: análisis de los mejores jugadores del Chelsea-PSG  - 5
    4/5

    Top 5: análisis de los mejores jugadores del Chelsea-PSG - 5

  • Top 5: análisis de los mejores jugadores del Chelsea-PSG  - 4
    5/5

    Top 5: análisis de los mejores jugadores del Chelsea-PSG - 4

Redacción EC

ELKIN SOTELO C.

1. 
El golero tuvo trabajo en el segundo tiempo y por lo menos dos salvadas que evitaron la caída segura del . Y en los minutos finales, cuando el gol de Ba ya le daba la clasificación a semifinales de la , PSG arremetió con centros y tiros de esquina que el golero despejó a puño con seguridad. Sin un arquero como él, Chelsea hoy no celebraría nada.

2. 
Ingresó a los 66' y parecía tener la indicación explícita de Mourinho de estar siempre metido en el segundo palo de Sirigu. Y con esa fe obtuvo el mejor premio: el gol del triunfo en los minutos finales del partido (87'). Cayéndose alcanzó a puntear la pelota y logró que se levante porque de lo contrario Sirigu habría achicado a la perfección.

3. 
. Cuando Hazard se sintió, el portugués le indicó al alemán que entre y resuelva. Se movió bien en la gestación de ataques y estuvo atento para el primer gol, aprovechando la peinada de David Luiz. Luego estrelló un remate al travesaño y siempre miró el arco rival.

4. 
Por ubicación en la zaga, Terry se comportó con mucho orden. Impuso fuerza cuando fue necesario. Arengó a su equipo siempre. No dejó que PSG reaccione para alcanzar el empate. Esa personalidad impulsó a Chelsea a la clasificación.

5. 
Fue el hombre de más trajín en el mediocampo. Le alivia las responsabilidades a Frank Lampard. El brasileño llega a todas las coberturas y es el primer pie en los avances del equipo inglés. No es un virtuoso, pero tiene un físico envidiable. Es un motor incansable que le da equilibrio a la defensa y el ataque de Mourinho.