Alemania igualó 2-2 ante Australia en amistoso internacional
Redacción EC

comenzó hoy el año rescatando sólo un empate por 2-2 como local en un amistoso ante Australia y mostró que sigue sin reencontrar el fútbol dominante con el que hace menos de un año ganó el Mundial de Brasil 2014.

James Troisi (40') y Mile Jedinak (50') remontaron para la campeona de Asia el gol inicial de Marco Reus (17'), pero Lukas Podolski (81') marcó el empate en el tramo final para una Alemania que ganó sólo tres de sus siete partidos desde la final de Río de Janeiro.

Los repetidos problemas defensivos y la falta de puntería en ataque dejaron motivos de preocupación al equipo de Joachim Löw, que tomó el partido como un campo de pruebas para la importante cita del domingo en Georgia por la clasificación a la Eurocopa 2016.

La campeona del mundo se llevó como noticia más positiva el debut de Jonas Hector y los esperados regresos de Holger Badstuber e Ilkay Gündogan, por primera vez en la selección tras las largas lesiones que los dejaron fuera del Mundial de Brasil.

El partido ante 46.000 espectadores comenzó con un estremecedor minuto de silencio por el accidente aéreo de Germanwings el martes. Los jugadores llevaron además un crespón negro en memoria de las 150 víctimas, entre las que había 72 alemanes y dos australianos.

Tras el primer partido del año, Alemania juega el domingo en Tbilisi frente a Georgia por la clasificación a la Eurocopa 2016.

Cualquier resultado que no sea la victoria comenzará a encender alarmas en el equipo de Löw, que sólo es tercero de su grupo de las eliminatorias tras una modesta campaña que incluyó una derrota por 2-0 en Polonia y un empate por 1-1 con Irlanda.

LA PREVIA

 iniciará hoy (2:30 p.m. por DirecTV) con un amistoso ante Australia y el domingo con un partido ante Georgia por la clasificación a la Eurocopa un año en el que está obligada a superar los altibajos que atraviesa desde que ganó el Mundial de Brasil 2014.

La lista de 23 convocados por el técnico Joachim Löw para los partidos en Kaiserslautern y Tbilisi incluye a 16 campeones del mundo, pero Alemania dista mucho del que ganó a Argentina la final de Río de Janeiro en julio.

Desde que conquistó con autoridad su cuarta Copa del Mundo, Alemania viene mostrando un nivel modesto. En la clasificación a la Eurocopa es tercera en su grupo por tropiezos inesperados como una derrota ante Polonia y un empate con Irlanda.

"El equipo que ganó el año pasado el Mundial ya no existe. Fue una constelación única y en un sitio único", dijo Löw ante el partido frente a Australia, la campeona de Asia.

El equipo sufrió demasiado la pérdida del capitán Philipp Lahm, el delantero Miroslav Klose o el central Per Mertesacker, que anunciaron su retirada después de Brasil. También las lesiones dejaron al plantel sin algunos nombres clave.

Sin embargo, en los dos primeros compromisos del año la campeona recuperará a Holger Badstuber e Ilkay Gündogan tras largas lesiones que les impidieron jugar el Mundial.

Otra novedad será la entrega del brazalete de capitán a Bastian Schweinsteiger. El centrocampista del Bayern Múnich, ausente desde la final de Río por problemas físicos, calificó hoy de "honor y responsabilidad" su nuevo cargo. "Pero soy de los que creen que en el equipo debe haber 11 capitanes para ganar", completó.

La reestructuración forzada de Alemania incluye otros nuevos nombres como el delantero Karim Bellarabi, el defensor Jonas Hector o el centrocampista defensivo Sebastian Rudy.

Los desafíos del equipo se centran en defensa, pero también preocupa a los directivos una delantera que no logró marcar más de cuatro goles al modestísimo Gibraltar en la clasificación a la Eurocopa. "Los delanteros clásicos ya no abundan", lamentó el mánager Oliver Bierhoff.

Entre tanto, Löw confirmó que el arquero Manuel Neuer no podrá jugar hoy ante Australia por una inflamación en la rodilla, pero aseguró que su presencia ante Georgia el domingo está fuera de peligro. Su reemplazante será definido mañana.

También Australia llega al amistoso sin el delantero Tim Cahill, con un problema en el tendón de aquiles. El técnico Ange Postecoglou tampoco podrá contar con el central Matthew Spiranovic.

El historial da una ventaja a Alemania de tres victorias y una derrota, esta última en el último partido disputado en 2001 en Alemania.

El cruce se presenta para el equipo de Löw sobre todo como un "calentamiento" para el verdadero objetivo de la semana: sumar puntos en Georgia para remontar en la clasificación a la Eurocopa de Francia 2016. "El objetivo claro debe ser una victoria en Georgia", sostuvo Bierhoff. "Australia es una buena prueba".

FUENTE: DPA

LEE TAMBIÉN...