fue el arquero titular de la selección italiana que ganó el . En el torneo fueron de menos a más, con , , y entre sus principales figuras. Llegaron a la final tras derrotar al equipo alemán en tiempo de descuento y en ella se impusieron sobre la Francia de por penales.

El encuentro final de la Copa del Mundo entre franceses e italianos fue muy duro, por la marca aplicada y orden táctico que exhibieron los dos conjuntos. Ambos equipos demostraron tener la mejor defensa en la competición y lo demostraron en su duelo. Zidane fue presionado con rudeza po los volantes Gennaro Gattuso y Pirlo, por ello el galo no pudo exponer su mejor nivel.

El francés fue protagonista de la batalla final, ya que anotó el primer gol de penal a Buffon al estilo Panenka, es decir picando el balón por encima del portero. Sin embargo, los italianos igualaron el marcador por obra de Marco Materazzi en un tiro de esquina. El empate se mantuvo en los 90 minutos reglamentarios y tuvieron que jugar 30 minutos más.

Ya en el tiempo de descuento, los franceses se fueron encima de Italia en su desesperación por anotar, con jugadas en conjunto comandades por Zidane. Una de ellas llegó en el minuto 104: Sagnol centró por derecha y “Zizou” conectó de cabeza fuertemente hacia el arco de Buffon, pero el italiano reaccionó ágilmente y mandó el balón al tiro de esquina. El galo mostró su frustración gritando y haciendo ademanes, mientras que “Gigi” animó a su equipo para sacar adelante el partido.

Luego, el francés no controló su ira y protagonizó el recordado contra Materazzi, quien provocó a Zidane con insultos. Finalmente la final la ganó Italia por penales y consiguió su cuarto campeonato Mundial.