Neymar ha confirmado que pasa un gran momento futbolístico y ha asumido el liderazgo en un Brasil demoledor. (Foto: Agencias).
Neymar ha confirmado que pasa un gran momento futbolístico y ha asumido el liderazgo en un Brasil demoledor. (Foto: Agencias).
Jorge Barraza

Periodista

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más

Dos datos arroja la primera fecha de la Eliminatoria: 1) Aquellas selecciones con mayor cantidad de integrantes provenientes del fútbol europeo prevalecen sobre las otras. Indiscutiblemente, tienen mayor poderío. 2) La improvisación no da dividendos. Sino que lo digan Bolivia, Venezuela y Ecuador. Envueltos en crisis institucionales (Bolivia tiene dos presidentes de asociación, Venezuela ninguno, Ecuador también tuvo dos hasta hace poco) arrancaron la Eliminatoria cabeza abajo. No obstante, por sobre cualquier análisis, estamos felices de que empezó el gran campeonato sudamericano de todos contra todos. Era hora. La primera función dejó muchas reflexiones.

CONTENIDO PARA SUSCRIPTORES: André Carrillo y otros jugadores que silenciaron críticas en la era de Ricardo Gareca


* Fixture agradable. Las potencias políticas del continente -Brasil, Argentina, Uruguay, Colombia, Paraguay por ser paraguayo el presidente de la Conmebol- se aseguraron que el calendario se armara con ellos cinco como locales en la primera jornada. Y con rivales potencialmente accesibles a sus posibilidades, cuestión de arrancar ganando y empezar a desandar tranquilos el camino. Así fue. El único que no logró los tres puntos fue Paraguay, en cambio ganaron los cuatro favoritos a los cupos.

* Teatros sin público. Por primera vez en la historia se disputa una Eliminatoria sin hinchas, lo cual le resta atmósfera y emotividad al juego. La tribuna contagia, a favor o en contra, e incide en el desarrollo. Curiosamente, pese a jugar sin esa habitual desventaja, no ganó ningún visitante.

* Corbata al tono. El nivel de juego observado fue muy discreto, o menos que eso. Acorde con la pobre actualidad futbolística sudamericana. Sin la intensidad que vemos todas las semanas en las ligas de Europa, pocas figuras nuevas, insólitos conflictos federativos en varias asociaciones, selecciones armadas de apuro, estadios sin público, que motiva tanto al futbolista.

* Sólida Colombia. Dentro de ese panorama, quizás la presentación más robusta sea la de Colombia, organizada y muy seria para liquidar su partido debut y darse confianza para todo lo que viene. Excelente Cuadrado, un todoterreno con permanente vocación ofensiva; brillante Muriel, puntual con el gol Zapata, muy interesante Mojica con sus subidas relampagueantes por izquierda, activo y eficiente Lerma. Todo el equipo bien. Da para ilusionarse, aunque Chile es de otro lote. La blandura de Venezuela le quitó emoción al segundo tiempo, que estuvo de más. Pero Colombia salió a hacer su tarea con actitud. Muy profesional.

Colombia venció 3-0 a Venezuela en la primera fecha de las Eliminatorias. (Foto: AFP)
Colombia venció 3-0 a Venezuela en la primera fecha de las Eliminatorias. (Foto: AFP)

* Rancio Vinotinto. Es verdad que esta Vinotinto nos recordó a Venezuelas pasadas, aquellas formaciones endebles, inocentes, que eran goleadas impiadosamente en todos los campos del continente. Lejos del equipo resistente, peleón y competitivo de la última Copa América (único que le empató al campeón Brasil). El técnico conoció a sus jugadores 48 y hasta 24 horas antes del partido, no pudieron estar varios jugadores importantes como Aristeguieta, Salomón Rondón, Yordan Osorio, Junior Moreno, Mikel Villanueva o Josef Martínez; Soteldo, del Santos, llegó el día del partido y por ello no fue tenido en cuenta. La Federación está interinamente gobernada por una Junta Normalizadora… Tan precaria situación obliga a ser prudentes con el triunfo colombiano.

* San Gareca de Lima. El técnico también juega. Que lo diga Perú, que está siempre tan corto de jugadores, pero tiene un líder fenomenal en Ricardo Gareca. Sin Paolo Guerrero ni Édison Flores, con apenas 30 minutos de Farfán, le sacó un empate de oro a Paraguay en Asunción y vuelve a ilusionar a la patria del Inca. Sin afán de desmerecer las capacidades de los jugadores ni sus logros en el campo, con su serenidad y sabiduría, con su prédica de un estilo basado en lo colectivo, el exgoleador logra milagros de rendimiento. Con una cajita de fósforos arma una orquesta típica. Y suena bien. Nadie atropella a Perú. Contra todas las adversidades, especialmente las lesiones, Gareca inventa soluciones, basadas siempre en la sencillez y en el libreto. Un credo bien explicado y mejor aprendido. Pelota al pie, bien jugada, segura. Él respalda a los jugadores, éstos lo respaldan. En ningún otro equipo se advierte tanto la influencia del entrenador.

* Estrellas no, equipo. El empate vale oro para no comenzar perdiendo, es altamente meritorio porque una vez que Paraguay quebró el resultado es difícil igualárselo a domicilio. Además, porque marcarle dos tantos a Paraguay provenientes de centros es curioso. Y vale que Carrillo haga dos goles para agrandarlo de cara al choque con Brasil, ahora que no están los goles de Paolo ni de Orejita Flores, y que Ruidíaz no la emboca.

Ricardo Gareca está a solo cinco meses de cumplir seis años como técnico de Perú. (Foto: AFP)
Ricardo Gareca está a solo cinco meses de cumplir seis años como técnico de Perú. (Foto: AFP)

* Contundente Brasil. Al igual que Colombia, Brasil no reparó en las debilidades del adversario y acometió con máxima concentración su compromiso, goleando 5-0 a Bolivia. La fragilidad del oponente impide adjudicarle adjetivos rimbombantes, sin embargo gustó igual la Verdeamarilla, siempre pródiga en nombres de cartel. Fueron sólo cinco porque el arquero Carlos Lampe evitó varios más.

* Lamento boliviano. La caótica situación dirigencial de la Federación Boliviana, en la que dos presidentes se tiran de los pelos desde hace dos meses para apoderarse del sillón generó una enconada fractura del fútbol interno y, sobre que no le sobra material, varios clubes negaran a sus jugadores. Esto, sumado a que el DT César Farías decidió reservar a los mejores para enfrentar a Argentina en La Paz, hizo que se presentara en Brasil con una dotación muy vulnerable. “Ni siquiera fue Bolivia B, es una selección C, una vergüenza, mandaron a jugar contra las estrellas brasileñas a chicos que ni han debutado. Leonardo Zabala, 17 años, sin un solo minuto en Primera División, marcando a Neymar. Increíble”, cuenta Roberto Acosta Echavarría, periodista paceño.

* El reino del pase atrás. Con lo justito, contando moneditas, sin que le sobre para un caramelo, Argentina venció a Ecuador 1-0. Y de penal (bien ejecutado por Messi, fuerte y contra un palo, sino se lo atajaba el arquero Domínguez). Es imprescindible puntualizar que el flamante entrenador Gustavo Alfaro realizó su primera convocatoria el sábado, conoció a sus jugadores entre domingo y lunes, viajó a Buenos Aires el martes (similar a lo del portugués Peseiro en Venezuela) y debió enfrentar a Argentina el jueves. Incluso el capitán Christian Noboa no llegó a tiempo de Rusia por un tema de vuelos. Pese a tantas urgencias, perdió estrechamente, aunque no logró inquietar nunca a Franco Armani. La albiceleste no tuvo juego, no se le vio nada entusiasmante, depende como siempre de Messi (tras una buena jugada suya devino el penal). La muestra más cabal de que un equipo no tiene ideas es cuando abusa del pase atrás; Argentina utilizó hasta el hartazgo este recurso para cuidar pelota y ventaja ante un rival que se conoció en el avión. Mal. Habrá que seguir observándola.

* Celeste oscuro. Tan inquietante o más que lo de Argentina fue lo de Uruguay. Un VAR muy conveniente (le dio un penal a favor y negó otro en contra) lo favoreció en el triunfo ante Chile, que aún con una catarata de ausencias fue superior en el Centenario y mereció más la victoria. Uruguay sin Cavani, con Suárez y Godín veteranos, no tuvo fútbol ni creatividad. Chile mostró a un Alexis Sánchez encendido.

* El espectáculo. Neymar, una actuación descomunal. No hizo goles, sí dio dos asistencias, pero eso no fue lo esencial, brindó un show maravilloso de gambetas, caños, amagues, pisadas, pases brillantes. En ese nivel es un jugador sensacional. Sí, ya sabemos, fue ante una Bolivia C, pero lo que nos regaló se lo agradecemos igual.

VIDEO RECOMENDADO

Selección Peruana: ¿Te acuerdas?

MÁS EN DT