El presidente de la , el suizo , consideró "una vergüenza" la sanción de ocho años de suspensión que le impuso la comisión de ética del ente rector del fútbol mundial y anunció que recurrirá la decisión.

"Voy a luchar, por mí, por la FIFA", dijo Joseph Blatter en la abarrotada sala de congresos de la ex central de la FIFA en el barrio de Sonnenberg, en Zúrich.

Junto a Michel Platini, jefe de la UEFA, el suizo de 79 años fue castigado hoy por violar el código ético de la federación internacional. La base del fallo es un dudoso pago de dos millones de francos suizos que la FIFA pagó a Platini con autorización de Joseph Blatter en 2011.

Joseph Blatter aseguró que, según el derecho suizo, el acuerdo con Platini fue totalmente limpio. La sentencia de la comisión de ética es "una vergüenza", señaló.

"Yo soy un hombre de principios. Nunca he engañado con dinero", insistió el suizo, que a principios de noviembre tuvo que ser internado en un hospital por problemas de salud derivados del estrés.

Tras consultar con sus abogados, el suizo anunció su intención de recurrir a la comisión de apelación de la FIFA, a la Corte Arbitral del Deporte (CAS) o incluso a los tribunales civiles suizoS.

Joseph Blatter aseguró que sigue confiando en poder dirigir el congreso extraordinario que el 26 de febrero elegirá a su sucesor al frente de la FIFA.

"He asumido la responsabilidad y puse a disposición mi mandato ya a principios de junio. Soy el presidente saliente, no al que van a elegir. No se me debe suspender con estas cosas. Así no puedo hacer mi trabajo", se quejó.

Además, el suizo dijo que Platini, que hasta su suspensión era considerado el favorito para ganar las elecciones, también estará en el congreso en Zúrich.

"Decir que este es un buen día para la FIFA, un buen día para el fútbol, sería un completo error", se lamentó Joseph Blatter, que considera desproporcionada la suspensión de toda actividad futbolística, algo que incluye también la visita a un estadio.

"Cuando los jugadores o los entrenadores son suspendidos, pueden entrar no obstante con sus equipos en el estadio. Prohibir eso al presidente no es correcto", dijo.

El helvético anunció que pretende seguir luchando por su reputación. "Esto no ha terminado todavía", advirtió el polémico mandatario, que se despidió usando la famosa frase del personaje de Arnold Schwarzenegger en la película de "Terminator": "Volveré".

Fuente: DPA

LEE TAMBIÉN

TAGS RELACIONADOS