Redacción EC

 es de esos volantes mixtos que siempre te pueden abrir un partido con un disparo de fuera del área. Sus remates tienen potencia y buena puntería. Así lo demostró ayer en la Copa Libertadores. 

En el duelo entre su equipo, el Deportivo Cali, y Lanús de Argentina, el mediocampista colombiano se despachó con un golazo al ángulo imposible de atajar para el golero Agustín Marchesín.

Su tanto significó el del empate para el cuadro colombiano, que luego remontó y ganó 2-1 gracias a un gol de Lizarazo. Acosta había adelantado a Lanús.

Viáfara tiene una amplia experiencia internacional. De hecho, fue campeón de la Copa Libertadores con Once Caldas en el 2004.