Redacción EC

Corría el minuto 50 y el equipo local, , ganaba 1-0 y sumaba tres puntos importantes para alejarse del descenso en la liga francesa. El árbitro cobró córner para el  y  se dispuso a cobrarlo.

De pronto, de la tribuna cayó una muñeca de Betty Boop delante del balón, lo que impidió al volante francés cobrar el tiro de esquina. Muy atento estaba un asistente de seguridad que, precavido, se acercó a velocidad para recoger el peluche.

El Olympique de Marsella terminó empatando el marcador al minuto 90 con gol de Nicolas N’Koulou. 

No te pierdas

No te pierdas