Pep Guardiola perdió los papeles con una árbitro alemana
Redacción EC

Durante el último partido del ante Borussia Mönchengladbach, dejó su tranquilidad habitual y se le vio descontrolado. El técnico español reclamó airadamente sobre el final del encuentro.

Guardiola se dirigió furioso a Bibiana Steinhaus por el tiempo de descuento que se dio, el cual le pareció escaso debido a las paralizaciones. El español le cogió de los hombros a la cuarta árbitro y luego le agarró la mano para darle las gracias, en sentido irónico.

A Steinhaus no le agradó la acción del entrenador bávaro y lo rechazó cuando fue a disculparse. Ante este hecho, los medios alemanes señalan que Guardiola podría ser sancionado de oficio por su comportamiento.