Diario Clarín recuerda la época dorada del fútbol peruano
Diario Clarín recuerda la época dorada del fútbol peruano
Redacción EC

El diario Clarín de Argentina publicó hoy en su edición digital una crónica que conmemora la época dorada del , bajo el título “Cuando el fútbol de Perú era una fiesta”. Esto con motivo de la agresión que sufrieron los jugadores de  en Matute luego de caer goleados en casa por 4-0 ante Huracán por Copa Libertadores.

El texto, escrito por el periodista Waldemer Iglesias, destaca las impresionantes actuaciones que desarrolló , más conocido como el ‘Nene’, en la selección peruana y mientras vistió la camiseta de Alianza Lima (1977 y 1978 logró el bicampeonato al lado de César Cueto, Sotil y Guillermo La Rosa).

El periodista utiliza un sin número de adjetivos y halagos para referirse a Teófilo Cubillas, uno de ellos es: “el mejor futbolista peruano de todos los tiempos”, según su criterio.

“Entre los mediocampistas de todos los tiempos existieron pocos con su capacidad para llegar al área ajena y convertir como si fuera un delantero”, dice una parte de la crónica periodística en referencia a Teófilo Cubillas, que- según recuerda el periodista – fue abordado por la prensa mundial en un hotel de Johannesburgo, dado que el ‘Nene’ se alojó en aquella ciudad para ser espectador del penúltimo Mundial de fútbol, Sudáfrica 2010. 

“Al mejor futbolista peruano de todos los tiempos no le cabía el asombro en el cuerpo”, escribe Waldemer Iglesias, quien recuerda aquel grato momento que unió históricamente a los periodistas con Teófilo Cubillas en un hotel de Sudáfrica.

"¿Y usted que se acuerda del seleccionado campeón de 1975, el de la Copa América?", fueron una de las preguntas que lanzó la prensa a Teófilo Cubillas. ‘El Nene’ respondió con una sonrisa de oreja a oreja: "No sabía que era tan famoso". Luego, según la crónica, el ex seleccionado peruano firmó el penúltimo autógrafo, saludó y se fue.

El corresponsal del diario El Clarín recopila en su texto a diferentes autores que le dan más credibilidad a sus argumentos con respecto a la definición de Teófilo Cubillas.

"Ese Perú era una fiesta casi todos los partidos. Y Téofilo era el mejor de sus exponentes". Aquel plantel conjugaba las capacidades individuales y la destreza física con la atractiva idea de jugar para ganar y para agradar. Más allá de aquel título en Sudamérica (el segundo después del obtenido en 1939 y también el último), el Perú de los setenta era (y es) una marca registrada que excede a los resultados”, subraya el periodista Manolo Eppelbaum en la crónica del Diario.

Otra de las emotivas anécdotas que destaca El Clarín es el partido que enfrentó el combinado Alianza Lima y Deportivo Municipal – los dos mejores planteles, según el diario argentino- contra el Bayern Múnich en 1971. En aquella oportunidad, ambas escuadras se juntaron con la finalidad de formar una sola fuerza nacional para enfrentar al temido Bayern Múnich de Franz Beckenbauer.

El resultado de 4-1 a favor de los peruanos no fue lo único que sorprendió al mundo del fútbol, sino que también las actuaciones de Teófilo Cubillas y Hugo Sotil.

"Las patadas, sin embargo, no asustaron a los locales. Es más, inspiraron a Cubillas y a Sotil, que se juntaron e hicieron genialidades. El 'Nene', incluso, se lució con dos 'pepazas', ambas en el segundo tiempo. La primera fue tras un gran desborde del 'Cholo' -quien se llevó a tres defensas alemanes-, ganándole en velocidad al 'Káiser' y definiendo con categoría ante el 'achique' de Maier. En el otro, ambos combinaron y le volvieron a romper la cintura a Beckenbauer, y Cubillas, finalmente, volvió a definir con la clase que lo caracterizaba". Es una redacción de Carlos Tassara, que cita Waldemer Iglesias.

No solo el derroche de buen fútbol era lo que llamaba la atención de Teófilo Cubillas. A su lado también jugaban cracks de élite, como Héctor Chumpitaz, Ramón Mifflin, Hugo Sotil, Oswaldo ‘cachito’ Ramírez y Juan Carlos Oblitas. Así lo recuerda el diario Clarín:

“La pelota era precioso patrimonio de esos pies. Los del capitán Héctor Chumpitaz -bravo y elegante marcador central-, los del Cabezón Ramón Mifflin -astuto mediocampista, quien llegó a jugar en el Santos y en el Cosmos de los días dorados-, los de los delanteros Hugo Sotil -alguna vez, en esos años 70, crack del Barcelona-, Oswaldo Ramírez y Juan Carlos Oblitas. Quienes los vieron lo repiten como una verdad de los tiempos: era un deleite verlos jugar.”

El autor de la crónica recuerda con suma nostalgia aquellos momentos que marcaron para bien el fútbol peruano, cuando Perú era un rival más respetado y no pasaba por las vergüenzas extra futbolísticas como lo ocurrido en el partido de Alianza Lima vs. Huracán (estadio sin público).

Puedes ver la nota del diario Clarín completa :

LEE ADEMÁS…