Miguel Miranda debutó con la selección peruana en 1993. Su último partido con la blanquirroja fue en 2001. (Foto: GEC)
Miguel Miranda debutó con la selección peruana en 1993. Su último partido con la blanquirroja fue en 2001. (Foto: GEC)
/ EL COMERCIO
Eduardo Sotelo

A Miguel Miranda se le recuerda por sus grandes actuaciones ante Chile, pero también tuvo otros partidos memorables defendiendo el arco de la selección peruana. Uno que recuerda mucho, por ejemplo, es un empate rescatado por Perú en el año 2000, en el estadio Morumbí, ante un Brasil comandado por el legendario Romario. También guarda un grato recuerdo de la Copa América 1997, torneo en el que la bicolor eliminó a Argentina con una brillante actuación suya. Es que para él, enfrentar a los ‘grandes’ del continente tenía un sabor especial, algo que le daba una motivación extra. Por eso, el partido del martes pasado ante Brasil, lo vivió –y sufrió– de manera distinta, como un hincha más, alentando a los peruanos y renegando con el arbitraje del chileno Julio Bascuñán.

Conforme a los criterios de

Trust Project
Saber más