Redacción EC

El Perú, tierra de infatigables runners. Desde , como Gladys Tejeda y Raúl Pacheco, hasta triatletas, como Vladimir Figari y Rodrigo Medrano, el tiene una larga tradición en carreras de largo aliento.
Los chaskis son la referencia más remota y documentada. Pero también existen otros antecedentes más recientes como Nicanor Villavicencio, quien, a sus 21 años, tuvo la iniciativa de organizar en 1909, junto a las autoridades de la época, la primera Media Maratón de Lima. La carrera más antigua del Perú y de toda Sudamérica es la confirmación de una estirpe . Que durante mediados del siglo pasado se consolidó de la mano de figuras de la talla de Adán Zárate, campeón Bolivariano y record nacional de 5 mil y 10 mil metros planos en los años cuarenta y cincuenta, y de Luciano Peinado, triple campeón nacional de media maratón y 4to puesto en la maratón de los Juegos Deportivos Iberoamericanos de Madrid en 1960.
Huancayo, además, se convirtió en surtidor de grandes fondistas. Y la Maratón de los Andes, desde 1987, consolidó la pasión por correr de miles de peruanos.

No te pierdas